FastBuds seedbank #1 with 10786 diaries and a rating of Growdiaries 8.8/10 on GrowDiaries
Growdiaries 8.8/10 with 10786 diaries on GrowDiaries

¿Pueden pensar las plantas de cannabis?

¿Pueden pensar las plantas?
26 October 2022
16 min read
¿Pueden pensar las plantas de cannabis?

Contenido:
  • 1. ¿cómo piensan los humanos?
  • 2. ¿qué son los tropismos de las plantas?
  • 2. a. Fototropismo
  • 2. b. Trigmotropismo
  • 2. c. Gravitropismo
  • 2. d. Hidrotropismo
  • 2. e. Otros tipos de tropismos
  • 3. Tropismos de las plantas comparados con los sentidos humanos
  • 4. ¿es posible que los humanos se comuniquen con las plantas de cannabis?
  • 4. a. ¿cuáles son los procesos que provocan este aumento de la producción, la potencia y el rendimiento general?
  • 5. En conclusión

Con más de 300.000 especies de plantas en la Tierra, es obvio que se han desarrollado y adaptado para sobrevivir y prosperar. Ahora bien, ellas no pueden experimentar la vista, el olfato y el tacto como nosotros, lo que puede ser una gran desventaja evolutiva, pero tienen otras formas de adaptarse a los distintos entornos. Los tropismos de las plantas son mecanismos por los que estas se adaptan a los cambios, haciéndolas crecer hacia un determinado estímulo o alejándose de él, lo que no significa que puedan pensar como nosotros, pero en cierto modo es similar.

1. ¿Cómo piensan los humanos? 

Cuando uno piensa en organismos vivos, puede pensar en humanos, monos o delfines, pero no en plantas, porque no actúan como los humanos u otros animales. El cerebro humano y el de los animales son supercomplejos y tienen la capacidad de consumir energía, almacenar recuerdos, procesar pensamientos y desencadenar reacciones. Ahora bien, los científicos todavía no entienden exactamente cómo funciona el cerebro, pero lo que sí saben es que las neuronas son las responsables de todas estas acciones y tienen conexiones dentro del cerebro que son muy parecidas a cómo funciona Internet, porque están intercambiando información constantemente. Así, por ejemplo, si toca una superficie caliente, las neuronas procesan la información y determinan lo que debe hacer a continuación, predeterminando y calculando los resultados medio segundo (o más rápido) antes de realizar la acción.

 

Can cannabis plants think?: how humans think

¿Cómo piensan los humanos?
  

Pero las plantas no tienen un cerebro como nosotros, así que te estarás preguntando ¿cómo saben las plantas en qué dirección deben crecer? Bueno, las plantas tienen mecanismos muy complejos que les permiten saber cómo y cuándo deben crecer, entre otras cosas. Ahora bien, las plantas no tienen cerebro, sino que tienen genes sensibles al tiempo que funcionan de forma similar a nuestro sistema nervioso y trabajan juntos para saber exactamente cómo reaccionar ante determinados estímulos.

Por ejemplo, si tus plantas pasan por temperaturas más frías durante un par de días, ralentizarán su crecimiento y esperarán el mejor momento para cultivar hojas (o ralentizar su desarrollo) o semillas, y esto también ocurre cuando realizas técnicas de entrenamiento de plantas como los de bajo o alto estrés. Además, los investigadores afirman que las plantas también pueden recordar información sobre la exposición a la luz, por ejemplo, y transmitirla a otras plantas, así que, a pesar de no tener una estructura equivalente a nuestro cerebro, la inteligencia de las plantas es muy compleja y permite comportamientos superinteresantes gracias a los tropismos vegetales.

2. ¿Qué son los tropismos de las plantas? 

Al igual que el resto de animales y organismos, las plantas necesitan adaptarse a los diferentes entornos a los que están expuestas y, mientras que otros seres vivos pueden desplazarse de un lugar a otro, estas no pueden hacerlo, por lo que tienen que encontrar otras formas de hacer frente a las condiciones de crecimiento desfavorables, y aquí es donde entran en juego los tropismos vegetales.

Los tropismos de las plantas son mecanismos por los que las plantas pueden adaptarse para acercarse o alejarse de determinados estímulos, como la luz, la gravedad, el agua y el tacto. Cuando esto ocurre, las células de una parte de la planta pueden crecer más rápidamente que las de otras partes, lo que determinará la dirección en la que crecerá tu planta y, con la ayuda de hormonas vegetales como las auxinas, ayudará a regular este crecimiento, haciendo que se curve o se doble, por ejemplo, según el tipo de estímulo. Hay dos tipos de respuesta a un estímulo:

  • Tropismo negativo: Crecimiento alejándose del estímulo;
  • Tropismo positivo: Crecimiento en dirección al estímulo.

Dentro de estos dos tipos de respuestas, hay varios tropismos de las plantas (o respuestas trópicas) que pueden dar lugar a un tropismo negativo o positivo y son: Fototropismo, Tigmotropismo, Gravitropismo, Hidrotropismo, Termotropismo y Quimotropismo.

Fototropismo 

El fototropismo se encarga de dirigir el crecimiento de las plantas hacia la luz, es decir, cuando se habla de fototropismo en las plantas de cannabis, se trata de un tipo de tropismo positivo porque, debido a esta reacción, las plantas crecerán en dirección a una fuente de luz. Esto sucede porque las plantas de cannabis tienen fotorreceptores en sus células que detectan la luz y, cuando lo hacen, dirigirán las hormonas vegetales, como las auxinas, a las ramas que están recibiendo menos luz, lo que les permitirá crecer más en dirección a la fuente de luz y obtener la luz que necesitan.

 

Can cannabis plants think?: phototropism

El fototropismo es la capacidad de identificar la fuente de luz y crecer en su dirección.
 

Ahora bien, el fototropismo es un tropismo positivo cuando se habla de las ramas, las hojas y el tallo, pero cuando se habla de las raíces, en realidad es un tropismo negativo, porque las raíces necesitan nutrientes y agua para prosperar, que se obtienen bajo tierra, por lo que en realidad crecen lejos de la luz. Esto significa que un estímulo puede tener diferentes respuestas tropicales dependiendo de la parte de la planta.

Heliotropismo 

El heliotropismo es un tipo de fototropismo, pero, a diferencia del fototropismo, esta respuesta trópica permite que las flores y los tallos se orienten y sigan al sol a medida que este se desplaza por el cielo, desde el amanecer hasta el atardecer. Este tipo de respuesta trópica se puede observar fácilmente en las plantas de girasol, ya que se orientan en la dirección del sol a medida que este se mueve, lo que aumenta su temperatura y las hace más atractivas para los polinizadores.

 

Can cannabis plants think?: heliotropism

El heliotropismo es similar al fototropismo, pero no es exactamente lo mismo.
  

Ha habido un largo debate sobre si el heliotropismo y el fototropismo son lo mismo, pero las investigaciones han descubierto que en realidad no son lo mismo, a pesar de ser muy similares, así que asegúrate de no confundirlos.

Trigmotropismo

El trigmotropismo se refiere a la respuesta que tiene una planta al tocarla o al encontrarse con un objeto sólido, por ejemplo, el trigmotropismo positivo se produce cuando una enredadera se dobla en varias direcciones mientras busca un objeto sólido para seguir creciendo. Esto ocurre porque la planta sabe que ciertas células (normalmente en la punta de las enredaderas) no están en contacto con una superficie, por lo que las hace crecer más rápido que las otras células hasta que entran en contacto con una superficie a la que pueden subir y pueden seguir creciendo normalmente. El trigmotropismo no se aplica a las ramas del cannabis, pero sí a las raíces de la planta.

 

Can cannabis plants think?: thigmotropism

El trigmotropismo potencia el crecimiento en una parte determinada de la planta hasta que llega a una superficie en la que puede crecer.
  

Ahora bien, como se ha dicho antes, dependiendo de la parte de la planta de la que se hable, un determinado tropismo puede ser positivo y negativo, y este es el caso del Tigmotropismo. A medida que las raíces crecen más y más profundo, pueden encontrar una roca o un gran trozo de madera que puede convertirse en un obstáculo para el crecimiento de la raíz. Cuando esto sucede, el Thigmotropismo les hará cambiar de dirección con el fin de evitar los obstáculos que pueden inhibir el crecimiento de la raíz. Así que, a pesar de ser un tropismo positivo cuando se habla de las flores y las ramas, sería un tropismo negativo cuando se habla de las raíces.

Gravitropismo 

El gravitropismo es superimportante porque dirige el crecimiento de las raíces de una planta de cannabis y el crecimiento general de la planta en respuesta a la gravedad, lo que significa que hace que las raíces crezcan hacia abajo mientras que el tallo, las ramas y las hojas crecen hacia arriba. Los investigadores creen que los estatocitos (un cierto tipo de células) son los responsables de este tipo de respuesta trópica. Estas células se encuentran en la punta de la raíz pivotante y en las raíces y ramas, y son las responsables de este tipo de respuesta trópica, por lo que las raíces siempre crecerán en la misma dirección de la gravedad, mientras que la propia planta lo hará en la dirección contraria.

 

Can cannabis plants think?: gravitropism

Gracias al gravitropismo, las raíces y las ramas siempre crecerán en la dirección correcta.
  

Las hormonas vegetales como las auxinas también juegan un papel importante en este tipo de tropismo, ya que si las ramas no reciben luz, las auxinas se acumularán en la parte inferior de la rama, lo que inducirá a las células de esa parte a crecer más rápido hasta que la rama empiece a doblarse hacia arriba, por eso hay que ajustar los amarres al atar las ramas por ejemplo.

Hidrotropismo 

El hidrotropismo es una respuesta trópica que tienen las plantas de cannabis cuando encuentran agua. Este tropismo es superimportante porque las plantas necesitan agua para vivir y este tropismo sirve de protección contra el exceso de riego o la sequía. Por ejemplo, esto ocurre cuando el sustrato está seco, dando lugar a un hidrotropismo positivo que ayuda a las raíces a crecer en busca de agua o a un hidrotropismo negativo cuando el sustrato está sobresaturado y las raíces necesitan alejarse de la humedad.

 

Can cannabis plants think?: hydrotropism

El hidrotropismo es la capacidad de alejarse o acercarse a una fuente de agua en función de las necesidades de la planta.
  

Ahora bien, cuando esto sucede, las plantas de cannabis realmente tienen que superar (o volverse menos sensibles) el gravitropismo, esto significa que la falta o el exceso de agua puede hacer que las plantas exhiban hidrotropismo sobre el gravitropismo, que puede verse afectado por el propio sustrato. Por ejemplo, las raíces que crecen en un sustrato más húmedo tienen tendencia a mostrar más hidrotropismo que gravitropismo en comparación con las plantas que crecen en sustratos bien aireados, que mostrarán una respuesta mucho mayor a la gravedad que al agua.

Otros tipos de tropismos  

Aparte de los tropismos mencionados, hay otros dos tipos de tropismos que afectan al crecimiento de una planta: el termotropismo y el quimotropismo. Estos tipos de tropismo suelen ser más difíciles de encontrar, pero están definitivamente presentes.

Termotropismo 

El termotropismo se refiere al crecimiento o movimiento en respuesta al calor, al frío o a cualquier cambio de temperatura que pueda producirse. Por ejemplo, las raíces pueden mostrar un termotropismo positivo a una determinada temperatura, pero mostrar un termotropismo negativo a temperaturas más frías o más calientes, pero debido a que las raíces están bajo tierra es más difícil de ver.

Quimotropismo 

El quimotropismo es una respuesta del crecimiento a las sustancias químicas; las raíces son muy sensibles a las sustancias químicas y pueden responder positiva o negativamente a ciertos elementos del sustrato; por ejemplo, el quimotropismo ayuda a las plantas a alcanzar y tener acceso a los nutrientes del suelo, lo que impulsa el crecimiento y el desarrollo general de la planta. Otro ejemplo de quimotropismo ocurre cuando el polen se posa en los estigmas (pelos blancos), cuando esto sucede, una planta de cannabis liberará señales químicas que dirigen el crecimiento a los ovarios para asegurar que las semillas sean viables.

3. Tropismos de las plantas comparados con los sentidos humanos

Como ya se ha dicho, las plantas no piensan realmente porque no tienen un cerebro como los humanos o los animales, pero sí tienen tropismos que funcionan con varias hormonas y dirigen su crecimiento en caso de que haya una plaga de insectos o si quieren alcanzar más agua. Esto significa que, a pesar de no tener cerebro, las plantas también reaccionan a los estímulos como nosotros, pero con su propio sistema nervioso, aunque no de la misma manera.

¿Pueden oler las plantas de cannabis? 

Las plantas tienen un sentido del olfato que funciona de forma diferente a la mayoría de los seres vivos. Tienen ciertos receptores que contienen etileno que les permiten responder a las sustancias químicas del entorno. El sentido del olfato de las plantas les permite coordinar la maduración de las flores o los frutos para atraer a los polinizadores que dispersan el polen o las semillas en un intento de perpetuar su especie.

 

Can cannabis plants think?: smell

Las plantas pueden “oler” ciertas sustancias químicas para atraer a los polinizadores y comunicar si hay un ataque de insectos.
  

Pero la principal importancia de estos receptores es que permite a las plantas comunicarse con otras cuando han sido atacadas por insectos, por ejemplo, porque cuando son atacadas, las plantas liberan ciertas feromonas que avisan a las plantas cercanas. Esto significa que, a pesar de que las plantas no utilizan su sentido del olfato para oler cosas como nosotros, definitivamente tienen uno y lo utilizan para comunicarse.

 

Los humanos contra las plantas: El sentido del olfato
HumanosPlantas
Bulbo olfativoQuimotropismo;
Hidrotropismo.
Fosa nasal

¿Pueden las plantas de cannabis sentir el tacto? 

Se sabe que las plantas de cannabis son sensibles al calor, al frío o al viento fuerte, por lo que las plantas que crecen en dichas condiciones pueden ralentizar o tener dificultades para crecer, lo cual es una forma de sensibilidad táctil. Sin embargo, este sentido del tacto es más evidente en algunos tipos de plantas como la Venus Fly Trap o la Mimosa Pudica que se cierran automáticamente cuando se las toca. Esto significa que las plantas tienen un sentido del tacto a pesar de que funcionan de una manera diferente a la que se imagina.

 

Los humanos contra las plantas: Sentido del tacto
HumanosPlantas
Neuronas especializadas en la pielTigmotropismo; 
El termotropismo.
Nervios sensoriales

¿Las plantas de cannabis tiene sentido del gusto?     

Al igual que los demás sentidos, las plantas tienen el sentido del gusto, pero funciona y se utiliza de forma diferente. Al igual que algunos animales, las plantas tienen los sentidos del gusto y del olfato interconectados. De hecho, las plantas tienen el sentido del gusto en las raíces y pueden comunicarse con las raíces cercanas, de modo que, por ejemplo, cuando las plantas necesitan agua, comunicarán a las plantas cercanas que hay una falta de agua, lo que les permitirá cerrar sus estomas para evitar la evaporación del agua y prepararse para una sequía.

 

Can cannabis plants think?: taste

Las raíces pueden "saborear" los nutrientes del sustrato y comunicarlo a las plantas cercanas.
  

Hay que tener en cuenta que, a diferencia del sentido del olfato con el que las plantas pueden responder a las sustancias químicas del entorno, el sentido del gusto se refiere a las sustancias químicas solubles en agua que pueden estar presentes en el sustrato y pueden adherirse a las raíces.

 

Los humanos contra las plantas: El sentido del gusto
HumanosPlantas
Papilas gustativas en la lenguaQuimotropismo;
Hidrotropismo.
Garganta y esófago

¿Pueden oír las plantas de cannabis? 

Aunque las plantas no pueden oír realmente como nosotros, tienen un sentido del oído. Por ejemplo, las plantas no pueden oír música (porque no tienen oídos ni tímpanos), pero pueden detectar la vibración de un insecto o de un ser más pequeño, como los gusanos; las plantas también pueden detectar las vibraciones producidas por otras plantas, algunas incluso producen vibraciones ultrasónicas que les permiten comunicarse y prepararse en caso de que haya un ataque de insectos o un viento fuerte.

 

Los humanos contra las plantas: Sentido del oído
HumanosPlantas
Oído externo Quimotropismo;
Hidrotropismo.
Canal auditivo

¿Pueden ver las plantas de cannabis?

Las plantas de cannabis no tienen ojos, por lo que obviamente no tienen el sentido de la vista como nosotros, pero, gracias al fototropismo, las plantas pueden percibir la dirección de la luz y pueden saber si la luz es más fuerte o más débil de lo habitual. Las plantas también tienen fototropinas, que son receptores de luz que les ayudan a detectar la luz en el espectro azul, y también tienen fitocromos que les ayudan a detectar la luz en el espectro rojo. Ahora bien, esto no funciona como nuestros ojos porque las plantas definitivamente no pueden formar imágenes como los humanos y los animales, pero esto les ayuda a regular su reloj interno y les ayuda a regular procesos como la fotosíntesis y la transpiración, permitiéndoles "ver" si están recibiendo más o menos luz de lo habitual y qué espectro de luz están recibiendo. 

 

Los humanos contra las plantas: Sentido de la vista 
HumanosPlantas
PupilasFototropismo y heliotropismo;
El termotropismo.
Iris

4. ¿ES POSIBLE QUE LOS HUMANOS SE COMUNIQUEN CON LAS PLANTAS DE CANNABIS?

Así que, ahora que tenemos una formación básica sobre cómo las plantas reciben estímulos e interactúan con el mundo que las rodea, la pregunta más apremiante es.... ¿Pueden los humanos interactuar y tener un impacto positivo en el ciclo de vida, la calidad del producto final y el rendimiento final total de un cultivo de cannabis a través de distintas formas de estímulo, como el habla y la música? Se han realizado investigaciones muy interesantes sobre este tema, que se remontan a la década de 1950. Aunque la mayor parte de esta no está revisada por pares, las pruebas anecdóticas apuntan fuertemente a favor de que la interacción positiva entre los cultivadores y sus cultivos tiene un efecto favorable. El primer estudio verdadero que podemos señalar procede de la Universidad de Annamalai, en la India. El estudio, dirigido por el Dr. T. C. Singh, que dirigía el departamento de botánica de la universidad en aquel momento, descubrió que los cultivos que habían sido expuestos a la música durante las etapas de crecimiento vegetativo y de floración tenían un aumento de la biomasa de un enorme 72 % y de la altura de un impresionante 20 %. Este estudio también demostró que las semillas que germinaban expuestas a la música tenían un aumento en la producción de hojas en abanico, crecían a un tamaño total mayor y tenían características de base mejoradas como la longitud internodal y la fuerza del tallo. Primero experimentó solamente con la música clásica, pero luego pasó al género musical folclórico de la India “Raga”.

Informó de resultados positivos similares con ambos estilos de música e incluso descubrió que bailar descalzo cerca de las plantas sin ningún tipo de música producía un crecimiento acelerado de la planta con características mejoradas. El siguiente estudio que podemos señalar procede de Canadá, donde el ingeniero y científico canadiense Eugene Canby observó un aumento del 66 % en la producción y el tamaño de la cosecha cuando dio una serenata a su cultivo con las dulces melodías de Johann Sebastian Bach. Más recientemente, Elias Tempton (cultivador del dispensario Sicky Buds), observó una notable mejora en su pequeño cultivo casero tras colocar una radio junto a su cultivo y ponerle música clásica las 24 horas del día. Comprobó que el grosor de la dermis de las plantas y la estructura general de las hojas habían mejorado notablemente. Con esto en mente, empezó a poner música clásica en la casa de cultivo principal de Sticky Buds y ha visto que esas mejoras se repiten. Y aunque cree que la música tiene un efecto sobre las plantas, no es por las razones que podríamos pensar. En su opinión, las plantas responden en realidad a la mejora del estado emocional de los humanos que interactúan con el cultivo, y no tanto a la música en sí. Matt López, el cultivador que produjo por primera vez una de las variedades más cultivadas de todos los tiempos, la Northern Lights, comparte la opinión de Elias. Él también tiene música clásica que suena constantemente en sus salas de cultivo, y le gusta interactuar con el cultivo solo de forma positiva. Opina que la interacción humana y tener una mentalidad positiva al interactuar con tu cultivo mientras se reproduce música clásica, como Beethoven o Mozart, hará que las plantas crezcan más rápido, fomentará la salud de la planta y dará lugar a rendimientos más grandes y con más potencia de cannabinoides.

¿CUÁLES SON LOS PROCESOS QUE PROVOCAN ESTE AUMENTO DE LA PRODUCCIÓN, LA POTENCIA Y EL RENDIMIENTO GENERAL?

Para ser totalmente honesto contigo, el jurado aún no ha decidido sobre esto. Todavía no hay una ciencia sólida que demuestre que los aumentos y beneficios observados tengan algo que ver con la música. Pero, vamos a desglosarlo y ver si podemos explicar cómo funciona todo esto. El sonido se transmite en forma de ondas, y en el caso de los humanos estas ondas golpean nuestros tímpanos, lo que hace que vibren. Esta energía vibratoria se convierte en impulsos eléctricos que se envían al cerebro, donde los impulsos eléctricos se traducen y procesan. Como ya hemos comentado brevemente, las plantas detectan lo que llamamos sonido captando las vibraciones sonoras, pero de una forma totalmente distinta a la de nosotros, los humanos (y a la de la mayoría de la vida animal). Las plantas tienen lo que se llama protoplasma. Este protoplasma está en perpetuo movimiento, lo que significa que se ve afectado por cualquier frecuencia vibratoria. Se cree que las ondas sonoras podrían cambiar este estado de movimiento perpetuo, posiblemente acelerando el movimiento de estas células. Esto podría ser lo que conduce a la mejora de las tasas de crecimiento, la absorción y el procesamiento de nutrientes, y la vitalidad general de la planta. Hay cultivadores que apuestan por un género de música, mientras que otros refutan totalmente estas afirmaciones y apoyan un género totalmente diferente.

Por ello, no vamos a hacer ninguna afirmación o suposición generalizada de que un género se adapta mejor al crecimiento del cannabis que otro. De hecho, los estudios parecen apuntar a que lo más importante es la intención y el acto de nutrir completamente el cultivo, no la música en sí. Para muchos de nosotros, cultivadores de cannabis, el cultivo de la hierba es algo más que la sustancia pegajosa que se obtiene como producto final. Cuando empiezas a cultivar, puede que pienses en ello como un pasatiempo divertido con unos resultados finales enormemente beneficiosos, pero si eres como nosotros aquí en FastBuds, rápidamente se convertirá en algo un poco más profundo, incluso ligeramente espiritual en cierto modo. Todo esto se relaciona con lo que estamos debatiendo, que tus intenciones y tu espacio mental tienen un resultado directo en tu cultivo, ya sea de cannabis o de cualquier otra cosa. Los humanos han estado relacionados con el cannabis durante incontables milenios, y el sistema endocannabinoide demuestra que tenemos una rica y profunda historia como especie con esta planta maravillosa, evolucionando obviamente junto a ella.

El sistema endocannabinoide (SCE) es un complejo sistema de señalización celular que tiene un resultado directo en la regulación del sueño, el estado de ánimo, el apetito, la memoria y la fertilidad. Para nosotros, todo esto apunta a las profundas raíces que todos compartimos con el cannabis, y a lo importante que puede haber sido para el desarrollo de los humanos como especie. Así que la próxima vez que cuides tu cultivo, ten en cuenta el beneficio evolutivo que ha aportado esta planta, y mantén esas vibraciones positivas en primer plano. Ponte tus ritmos favoritos, menéate y disfruta. Quién sabe, puede que esto suponga una gran diferencia no solo en tu estado mental, sino también en la fuerza, la potencia y la producción general de tus plantas favoritas.

5. En Conclusión     

Las plantas definitivamente piensan, pero no como estamos acostumbrados. No solo las plantas de cannabis, sino todas las plantas tienen mecanismos como los mencionados anteriormente que les permiten ver, oír y oler entre otros sentidos, lo cual es esencial para el crecimiento de la planta. Sin estos sentidos tu planta no crecerá adecuadamente porque las raíces, ramas y hojas no sabrán en qué dirección, cómo y cuándo crecer. 

Si tienes más información sobre los tropismos de las plantas que pueda ayudar a otros cultivadores, ¡no dudes en dejar un comentario en la sección de comentarios de abajo!

26 October 2022