FastBuds seedbank #1 with 10426 diaries and a rating of Growdiaries 8.8/10 on GrowDiaries
Growdiaries 8.8/10 with 10426 diaries on GrowDiaries

5 errores comunes al cultivar en aeroponía

La aeroponía puede dar lugar a grandes resultados, pero hay errores que puedes cometer si no tienes experiencia
14 July 2020
5 min read
 5 errores comunes al cultivar en aeroponía

Contenido:
  • 1. No vigilar de cerca
  • 2. Insuficiencia lumínica
  • 3. No arreglar fugas de agua
  • 4. No limpiar adecuadamente
  • 5. No ajustar el nivel de ph
  • 6. Planifica con antelación
  • 7. Subestimar los costes
  • 8. En conclusión

La aeroponía es un tipo de hidroponía. Se puede cosechar cannabis de primera calidad si se hace adecuadamente, pero se necesita un poco de conocimiento y experiencia para hacerlo con éxito. Aunque la aeroponía pueda aportar muchos beneficios a nuestro cuarto de cultivo, hay grandes desventajas que pueden dar lugar a grandes problemas si no se solucionan rápidamente. Muchos de esos problemas se deben a que el cultivador no presta suficiente atención debido a la falta de experiencia y conocimientos. He aquí los 5 errores más comunes al aventurarse en el cultivo en aeroponía

1. No vigilar de cerca 

No vigilar tus plantas de cerca es el principal problema en este tipo de sistema. Deberás vigilar no solo las plantas, sino también la configuración en sí misma, eso te garantizará que no tendrás todos los otros problemas que comentaremos a continuación. Vigilar cada aspecto del sistema aeropónico (agua, nutrientes, depósitos, bombas, etc.) y también de las plantas (crecimiento y condiciones) es lo básico para poder llegar a cosechar con éxito.

2. Insuficiencia lumínica 

La iluminación es una de las inversiones más importantes en todo tipo de configuraciones de cultivo y en aeroponía no es diferente, ya que la luz es el elemento más importante para el crecimiento de las plantas. Comprar la lámpara adecuada es la diferencia entre una planta hermosa y una de bajo rendimiento. Si vas a invertir en una buena configuración aeropónica, no puedes poner unas luces de bajo coste. Si compras la lámpara incorrecta o luces de mala calidad, tus plantas no se desarrollarán correctamente.

 

Si has decidido poner un cultivo hidropónico, no abarates costes con las luces.

 

La mejor manera de evitar esto es investigar qué tipo de luz necesitan tus plantas e intentar informarte sobre los diferentes tipos de luces (como LED y bombillas), su intensidad, espectro y todo lo que hay que saber antes de invertir.

3. No arreglar fugas de agua

Las fugas de agua pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, especialmente en las uniones entre tubos de agua y depósitos o bombas. Esto sucede principalmente cuando la cantidad de agua que puede manejar tu bomba es menor que la que necesita o si el depósito no puede contener toda la solución de nutrientes en el sistema. Esto hará que la solución o el agua retrocedan, lo que provocará que las raíces obstruyan los tubos y, a veces, esto puede hacer que la bomba falle, causando un fallo completo del sistema en tan solo unos minutos.

 

Asegúrate de que la cantidad de agua que puede manejar tu bomba no sea inferior a la que necesitas.

  

Para evitar esto, debes calcular adecuadamente la cantidad de agua que tu bomba puede manejar y tener un depósito de tamaño decente para la cantidad de plantas que deseas cultivar. La aeroponia no es para productores principiantes, incluso los cultivadores más experimentados pueden tener problemas la primera vez que se enfrentan a este tipo de sistema.

4. No limpiar adecuadamente

Como en toda configuración de cultivo, no limpiar adecuadamente hará que aparezcan problemas y puede causar enfermedades a tus plantas. En aeroponía, eso afecta la salud de tus plantas muy rápidamente, porque las raíces están directamente expuestas al medioambiente. No solo en aeroponía, sino también en sistemas hidropónicos, siempre debes mantener limpios los depósitos, tuberías y equipos. No hacerlo puede atraer a los bichos y puede hacer que crezcan algas en los depósitos, que luego se rociarán directamente sobre las raíces y pueden acabar provocando la pudrición de la raíz.

 

No limpiar tu configuración aeropónica correctamente puede causar la pudrición de las raíces.

 

Para evitar esto, la mayoría de los productores utilizan una solución de peróxido de hidrógeno al 10 % y agua (100 ml de peróxido de hidrógeno y 900 ml de agua) o productos de limpieza de marca para este tipo de sistema. Tendrás que ejecutar la solución de limpieza en todo el sistema y usarla para limpiar el interior de los depósitos, esto junto con la eliminación adecuada del material vegetal (hojas, ramas, raíces) garantizará una planta libre de enfermedades.

5. No ajustar el nivel de pH

La medida más importante para cualquier configuración en crecimiento es el nivel de pH. Tus plantas prosperan debido a dos factores: luz y nutrientes. El nivel de pH es lo que permite que la planta absorba los nutrientes. Si la solución tiene un nivel de pH más alto o más bajo (demasiado ácido o demasiado alcalino), tus plantas tendrán un crecimiento más lento y comenzarán a mostrar signos de deficiencia o simplemente morirán.

 

El nivel de pH adecuado para el cannabis es de entre 6.5 y 7.5, dependiendo del medio, esto se mide con un medidor de pH.

 

Deberás medir el nivel de pH todos los días e incluso varias veces al día. Si el pH sube o baja del rango deseado, deberás corregirlo de inmediato o eso evitará que tu planta absorba nutrientes. Este es un problema súpergrave en aeroponía, porque todas las plantas reciben la misma solución. Si los niveles de pH no están equilibrados, afectará a todas las plantas a la vez y puede arruinar por completo tu cosecha.

6. Planifica con antelación 

Especialmente si eres principiante, es muy recomendable mantener las cosas lo más sencillas posible. Aunque los sistemas aeropónicos se pueden instalar en cualquier lugar, tendrás que diseñar tu sistema en función del espacio disponible, así que planifica siempre con antelación e intenta ajustar tu sistema a tu espacio de cultivo, y diseñarlo de la forma más eficiente posible. 
Por ejemplo, si no planificas con antelación y tienes todo en cuenta, puede que no tengas espacio suficiente para colocar un depósito de drenaje, por lo que tendrás que vaciar los depósitos con un cubo, lo que requiere mucho tiempo y esfuerzo.
Así que acuérdate, planifica con antelación, ya que si no lo haces podrás tener que dedicar más tiempo, esfuerzo y trabajo, ya que te resultará más difícil manejar y mover las plantas, cosecharlas y sustituir componentes, entre otras cosas.

7. Subestimar los costes

Como ya sabrás, los sistemas aeropónicos están automatizados, por lo que necesitas un equipo especial para que funcionen convenientemente. Subestimar los costes puede dejarte sin dinero y sin un sistema aeropónico que funcione convenientemente. Así que acuérdate de calcular bien los costes antes de comprar nada.

8. En conclusión

La aeroponía (y también la hidroponía) no son en absoluto para principiantes. Esto no significa que no puedas intentarlo por ti mismo, pero habrá mucho ensayo y error antes de que consigas cosechar con éxito por primera vez. Antes de empezar a experimentar con la aeroponía, recomendamos tener bastantes conocimientos sobre el cultivo de cannabis y no escatimar en equipamiento. Este puede ser el factor decisivo entre la cosecha deseada y una decepcionante.

14 July 2020