Guía de germinación de semillas autoflorecientes

¡5 métodos comunes para que tus semillas germinen bien!
04 December 2020
9 min read
Guía de germinación de semillas autoflorecientes

Contenido:
  • 1. Antes que nada: conoce la anatomía de tu semilla de cannabis
  • 2. Las mejores condiciones para germinar semillas
  • 3. Los mejores trucos para germinar semillas viejas
  • 3. a. Remojar en agua
  • 3. b. Escarificación
  • 3. c. Abre ligeramente la semilla
  • 4. Método de germinación con toallas de papel
  • 5. Remojar durante la noche en un vaso de agua
  • 6. Con una cámara de germinación
  • 7. Cubos de lana de roca y bolitas de turba
  • 8. Plantar directamente en el medio
  • 9. En conclusión

La germinación de semillas es la primera parte de un ciclo de cultivo exitoso. Para ayudarte a comenzar bien con tus plantas de cannabis, he aquí una guía de germinación de autoflorecientes que se puede usar no solo para el cannabis, sino también para los tomates, mangos, fresas ... ¡lo que sea!

 

Sebastian Good habla de la mejor manera de comenzar con tu semilla autofloreciente y germinar Strawberry Pie Auto.
 

Así que aquí te mostramos cómo germinar semillas de cannabis con los métodos más conocidos y un par de consejos que te ayudarán a cosechar en poco tiempo.

1. Antes que nada: conoce la anatomía de tu semilla de cannabis

El proceso de germinación de las autoflorecientes puede tardar hasta 10 días. Para poder hacer todo correctamente y saber si todo va bien, necesitamos saber un poco más sobre la semilla.

En primer lugar, debemos comprender la anatomía de una semilla de cannabis.

La semilla de cannabis tiene una cáscara de color marrón oscuro, dura y, a menudo, rayada. Esta cáscara es lo que protege el interior, que es extremadamente frágil.

Al germinar necesitamos hidratar la semilla, esto ablandará la cáscara de la semilla y permitirá que el agua llegue al embrión, cuando el agua llegue a él, el embrión se “activará” y comenzará a desarrollarse.

 

Anatomía de una semilla

La anatomía de una semilla de cannabis.
 

Ten en cuenta que es posible ahogar la semilla, por lo que debemos vigilar los niveles de humedad, asegurándonos también de que no se seque.

Con una cáscara blanda, será más fácil que salga la radícula y es entonces cuando verás aparecer lentamente la raíz primaria blanca, y una vez que alcance los 2-3 cm, es el momento de plantarla.

Tan pronto como la plántula sale del medio, a menudo se ve la cáscara pegada en la parte superior de los cotiledones, que son las diminutas hojas redondas que se pueden ver una vez que la cáscara se ha desprendido de la plántula.

Esas hojas son responsables de alimentar a la planta hasta que aparezca el primer conjunto de hojas verdaderas.

Además, no existe la mejor forma de germinar las semillas de marihuana, puedes hacerlo de la forma que quieras. Siempre que mantengas las condiciones adecuadas, tus semillas germinarán.

Entonces, si te estás preguntando: ¿cómo germinar semillas autoflorecientes? Sigue leyendo para conocer los mejores métodos.

2. Las mejores condiciones para germinar semillas

Como ya sabrás, las plantas de cannabis necesitan ciertas condiciones dependiendo de la etapa en la que se encuentren, mantener estas condiciones es la mejor manera de garantizar que tus plantas prosperen, y cuando se habla de semillas y germinación, no es diferente.

 

Guía de germinación: las mejores condiciones

Las mejores condiciones para germinar semillas de cannabis.
 

Obviamente, puedes cultivar plantas de cannabis en condiciones no idóneas y seguirán creciendo, pero esto puede afectar los rendimientos o la calidad de tu cosecha.

Cuando se habla de germinar semillas autoflorecientes, germinar en condiciones no ideales disminuirá las posibilidades de brote. Por lo que, a diferencia del cultivo de cannabis en malas condiciones, donde la planta seguirá creciendo pero igual se afectará la cosecha, germinar en malas condiciones puede acabar matando tus semillas.

Por lo tanto, al germinar autoflorecientes, debes mantener la temperatura entre 21-26 ° C y la humedad lo más cerca posible al 90%.

3. Los mejores trucos para germinar semillas viejas

Como se dijo anteriormente, germinar en las condiciones ideales garantizará una germinación exitosa, pero a veces las semillas pueden ser viejas o haberse mantenido en malas condiciones y pueden ser difíciles de germinar.

Para ayudarte, tenemos un par de trucos que aumentarán las posibilidades de germinación.

Pero antes que nada, necesitas conocer las mejores condiciones para poder evitar estos problemas del todo.

Cómo almacenar las semillas correctamente

Si estás almacenando semillas para tu próximo ciclo de cultivo, debes mantenerlas en condiciones ideales.

Si vas a germinarlas durante los próximos días, no es necesario que hagas nada más que mantenerlas en un lugar fresco y en completa oscuridad, pero si planeas almacenarlas durante meses o incluso años, conviene conservarlas en la nevera.

 

Almacenamiento de las semillas

Almacenar adecuadamente las semillas es la mejor manera de evitar tener problemas al germinar.
 

Debes mantener tus semillas en un recipiente hermético en un refrigerador a 6-8 ° C con una humedad relativa de entre 20-30%. Si no puedes configurar tu refrigerador a las temperaturas mencionadas, simplemente mantenerlas en el refrigerador aumentará las posibilidades de germinación.

Sólo ten en cuenta que, cuanto mejores sean las condiciones, más durarán tus semillas.

Remojar en agua 

A medida que las semillas de cannabis envejecen, la cáscara se endurece y puede dificultar que el agua llegue al embrión, y si el agua no llega al embrión, las semillas no brotarán, por lo que si se trata de semillas viejas, puedes remojarlas en agua suplementada.

 

Método de germinación: agua suplementada

Remojar en agua suplementada puede ayudar a germinar semillas viejas.
 

Para hacer esto, puedes llenar una taza de vidrio con agua y agregar alrededor de 30 ml de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y dejar las semillas en remojo durante 12 hs, esto debería funcionar.

También puedes usar estimuladores de germinación que puedes encuentrar en tiendas de cultivo, pero por lo general, el peróxido de hidrógeno funciona. También asegúrate de que el agua esté a unos 22°C y no reciba luz solar directa.

Escarificación

La escarificación es un método que se utiliza para hacer surcos en la semilla para ayudar a que el agua pase. Para hacerlo correctamente, necesitarás un trozo de papel de lija, pero puedes improvisar y hacerlo con una caja de cerillas.

El objetivo es adelgazar la cáscara para que el agua pueda llegar al embrión fácilmente, solo asegúrate de no exagerar y no terminar lastimando el interior del embrión.

 

Métodos de germinación

Radícula que sale de una semilla de cannabis sana.
 

Abre ligeramente la semilla

Como habrás visto, la semilla está compuesta de dos mitades y tiene una cresta a su alrededor. Si tus semillas son viejas, esa cresta puede acabar endureciéndose demasiado y la semilla no brotará.

Entonces, para ayudar a que tu semilla germine, puedes usar un cuchillo o cualquier otra herramienta con una punta delgada para insertarla suavemente entre las crestas y separarlas ligeramente. Después de este proceso, puedes remojar en el agua y germinarla como lo harías normalmente.

4. Método de germinación con toallas de papel

El método de la toalla de papel es el más fácil de todos. Necesitarás:

  • 2 toallas de papel
  • Un recipiente o platos de plástico
  • Agua

Paso 1

Humedece las toallas de papel y escúrrelas para que estén húmedas pero no completamente mojadas.

Paso 2

Coloca las semillas en la toalla de papel, dóblalo sobre las semillas y colócalo en un recipiente de plástico. Luego, cúbrelo con una tapa para mantener la humedad dentro. También puedes utilizar dos platos de plástico en lugar de un recipiente: coloca la toalla de papel en un plato y usa el otro para cubrir.

 

El método de las toallas de papel

Germinando semillas en una toalla de papel.
 

Paso 3

Coloca el recipiente en un lugar ligeramente cálido y oscuro.

Recuerda revisarlo a diario, hay que asegurarse de que las toallas de papel nunca se sequen. Las semillas deben seguir absorbiendo humedad, es probable que nunca germinen si no lo hacen.

Rocía un poco de agua si es necesario. Sabrás que están listos para ser trasplantadas cuando la radícula tenga alrededor de 1-3 cm de largo.

 

Sebastian Good explica la mejor forma de germinar tu semilla de cannabis, con una toalla de papel.

Consejo:

Si la toalla de papel empieza a tener mal olor, es señal del exceso de agua. Déjala secar durante un par de días, y si el papel sigue oliendo mal, cámbialo.

5. Remojar durante la noche en un vaso de agua

Después de muchos años de experimentación y en busca de la mejor forma de germinar las semillas, hay que decir que esta es, sin duda, una de las maneras más eficaces.

Este método es especialmente eficaz para semillas con cáscara más dura o semillas más viejas. Necesitarás:

  • Vaso de vidrio
  • Agua

Paso 1

Como dice el título, toma un vaso de vidrio y llénalo con agua hasta la mitad.

 

Remojo de las semillas en el agua

Remojar las semillas en agua es la mejor manera de germinar semillas, especialmente las más viejas.
 

Paso 2

Coloca las semillas en el vaso y déjalo en un lugar oscuro. Deja las semillas en remojo hasta unas 32 horas.

Paso 3

La mayoría de las semillas viables se hundirán después de un par de horas y deberías ver la radícula después de un par de días.

Recuerda que algunas semillas pueden necesitar más tiempo hasta que veas salir la radícula.

Si no han brotado después de 72 horas, agrega unas gotas de peróxido de hidrógeno para matar las bacterias acumuladas en el agua y regresa el vaso a la oscuridad por 2 días más.

6. Con una cámara de germinación

Cuando tengas un poco más de experiencia, querrás buscar herramientas más profesionales y la cámara de germinación es una de ellas.

Consiste en una base de plástico con pequeñas celdas cuadradas (puede venir con hasta 256 celdas, en cada celda cabe 1 semilla), encima de una esterilla térmica, también viene con una cúpula de humedad, básicamente parece un pequeño invernadero. Son muy baratos y puedes hacer uno en casa.

 

La cámara de germinación

Una cámara de germinación es ideal cuando tienes que germinar muchas semillas a la vez.
 

La cámara se puede utilizar con cualquier tipo de medio: los cubos de lana de roca, gránulos de turba, fibra de coco, perlita, o incluso la tierra, y mantienen el mejor entorno para la germinación de semillas y los primeros días de la plántula.

Para empezar a germinar, haz un pequeño agujero (1-2 cm) en medio húmedo, tapa sin presionar, enciende la alfombrilla térmica y rocía la cúpula de humedad. Las plántulas deben salir en un par de días.

7. Cubos de lana de roca y bolitas de turba

Los cubos de lana de roca son pequeños cubos hechos de fibras de roca y arena, con la consistencia casi de algodón de azúcar, absorben mucha agua y suelen utilizarse para germinar semillas y clones.

Usarlos junto con la cámara de germinación tiene la ventaja de ser fáciles de trasplantar al siguiente medio o contenedor.

 

Cubos de lana de roca y bolitas de turba

Los cubos de lana de roca y turba son una forma fácil de germinar semillas, pero puede ser más fácil regarlas en exceso.
 

También se pueden usar junto con gránulos de arcilla en hidroponía. Uno de los aspectos negativos de los cubos de lana de roca es que se puede exceder con el riego fácilmente y entonces las raíces se pudren.

Los gránulos de turba son similares a los cubos de lana de roca, pero están hechos de turba comprimida y tienen forma de disco pequeño.

Para germinar en cualquiera de ellos usaremos la misma técnica explicada anteriormente, humedecemos el pellet de lana de roca o turba, hacemos un pequeño agujero (1-2cm) y colocamos la semilla en su interior, la tapamos suavemente sin presionar y listo.

Puedes colocar el pellet o cubo directamente en cualquier tipo de medio o cámara hidropónica. Después de brotar, las raíces seguirán creciendo hacia abajo, incluso si llegan al final del pellet de lana de roca o turba.

8. Plantar directamente en el medio

A veces, la forma más sencilla es la mejor. Como ocurre en la naturaleza, también podemos germinar nuestras semillas en nuestro medio preferido (coco, tierra, perlita, etc.).

Basta con coger un lápiz, o incluso con los dedos, hacer un pequeño agujero (1-2cm de profundidad) y colocar la semilla en él, el medio debe estar húmedo pero no empapado, luego cubrir con tierra sin aplicar presión.

 

Germinación directamente en el medio de cultivo

Plantar directamente en el medio es la mejor manera de evitar estresar tus plantas con el trasplante.
 

Cada vez que se trasplanta una plántula, necesita algo de tiempo para reajustarse y esto puede causarle estrés, por lo que uno de los mayores beneficios de este método es que no hay que preocuparse por dañar la plántula al trasplantarla o impactarla porque ya está en su maceta final.

 

Conoce la mejor manera de hacer brotar tu semilla de cannabis directamente en la tierra con Sebastian Good.

9. En conclusión

La germinación se considera exitosa cuando se ven las primeras hojas, conocidas como cotiledones. Las semillas de cannabis germinan correctamente en temperaturas y humedad relativamente altas. Para alcanzar con éxito la etapa de floración se tendrán que utilizar diferentes técnicas, no sólo para la germinación, sino también para mantener la planta feliz y saludable hasta la cosecha.

Ya sea para decidir qué método de germinación elegir o prepararse para tu primera configuración de cultivo exitosa, nuestro consejo para los cultivadores principiantes será comenzar con cepas autoflorecientes. Si buscas algo simple, rápido y fácil de mantener, considera algo como Zkittlez Auto y Gorilla Glue Auto. No hay nada mejor que elegir cultivar autoflorecientes.

Gorilla Glue Auto
5 out of 5
Me gusta mucho porque no crece a lo alto sino a lo ancho además siempre obtengo muy buena producción haciendo un poco de LST
Daniel.
Verified customer
Reviewed 9 noviembre 2020
 

Recuerda que debes mantener tus semillas en germinación a 26-28°C (78,8 a 82,4 ° F) y 70% de humedad relativa. Los valores más bajos darán como resultado una germinación más lenta, menos exitosa o sin éxito en absoluto.

Solo ten en cuenta que lo más importante es tener semillas de buena calidad, porque incluso si tienes las condiciones adecuadas, una mala semilla sigue siendo una mala semilla, por lo que te recomendamos comprar tus semillas a proveedores acreditados. En Fast Buds ofrecemos una garantía de germinación: si tus semillas no germinan, ¡las reemplazaremos gratis! Puedes comunicarte con nosotros completando nuestro formulario de garantía.

¡Buena suerte con tus bebés! 

 

Referencias externas:

  1. Temperature requirements for guayule seed germination. - Wang, Guangyao & Lynch, Amber & Cruz, Von & Heinitz, Claire & Dierig, David. (2020). 
  2. Seed germination. - Mishra, Shwetakshi. (2020). 

 

Última actualización: 11 de diciembre, 2020.

04 December 2020
Comments