FastBuds seedbank #1 with 10786 diaries and a rating of Growdiaries 8.8/10 on GrowDiaries
Growdiaries 8.8/10 with 10786 diaries on GrowDiaries

Las mejores condiciones para tu cuarto de secado y cómo secar el cannabis

Cómo secar correctamente tus plantas de cannabis recién cosechadas y cosas a tener en cuenta
29 December 2021
18 min read
Las mejores condiciones para tu cuarto de secado y cómo secar el cannabis

Contenido:
  • 1. Cómo saber cuándo tu cultivo está listo para la cosecha
  • 2. Recortar el cannabis
  • 2. a. Recorte en húmedo
  • 2. b. Recorte en seco
  • 3. Ubicar los cogollos en la sala de secado
  • 4. El cuarto de secado
  • 4. a. Temperatura
  • 4. b. Niveles de humedad
  • 4. c. Flujo de aire
  • 4. d. ¿luz u oscuridad?
  • 5. ¿cuánto tiempo deben tardar los cogollos en secarse?
  • 6. Secado rápido
  • 7. El cuarto de secado a prueba de olores
  • 8. Aspectos a tener en cuenta al secar los cogollos de cannabis
  • 9. Cómo construir tu mismo un cuarto de secado para tu cultivo de cannabis
  • 10. Errores más comunes al secar el cannabis
  • 11. ¿qué hacer justo después de que se sequen los cogollos?
  • 12. Curando tus flores de cannabis secas
  • 13. ¿qué es exactamente el curado del cannabis y por qué lo hacemos?
  • 14. Factores a considerar al curar el cannabis
  • 15. El proceso de curado explicado
  • 16. En conclusión

El proceso de secado de la hierba consiste en evaporar la mayor parte del agua de los cogollos, para lo cual es necesario mantener la temperatura en torno a los 20°C y una humedad que oscile entre el 45 y el 50%.

Aunque parezca bastante fácil, hay una forma correcta y otra incorrecta de hacerlo, y cada una de ellas puede marcar la diferencia entre unas flores con un olor increíble y aspecto excelente, o una flor de aspecto apagado que tiene un aroma mínimo con un sabor fresco a clorofila.

 

Sebastian Good habla de la mejor manera de secar el cannabis autofloreciente.
 

En este artículo, explicamos cómo secar los cogollos correctamente, el entorno adecuado de la sala de secado y nuestros principales consejos para secar los cogollos de forma perfecta.

1. CÓMO SABER CUÁNDO TU CULTIVO ESTÁ LISTO PARA LA COSECHA

Bien, antes de sumergirnos en el océano de variables que implica el secado y curado correctos de tu cosecha de cannabis, veamos cómo puedes identificar correctamente las plantas que están listas para ser cortadas.

Todos sabemos que todas las semillas que se compran en Internet vienen con unas directrices de calendario. En Fast Buds no es diferente, pero a diferencia de otros bancos de semillas, estamos más que dispuestos a decir que son solo eso: directrices. Hay muchos factores que intervienen en el crecimiento y el desarrollo del cannabis, por lo que no hay forma de que una empresa de semillas sepa exactamente cuánto tardará cada semilla en pasar de la germinación a la cosecha.

Lo que sí podemos decir es que las pautas de tiempo que ofrecemos son para plantas que han estado expuestas a condiciones óptimas durante todo el ciclo vital.  Nos referimos a la mezcla de tierra adecuada (o a la instalación hidropónica), temperaturas y niveles de humedad ideales, iluminación perfecta, etc. Así que, si tu cuarto de cultivo no está en condiciones óptimas, o simplemente te has vuelto un poco perezoso con tu programa de alimentación, puede que tus plantas no estén listas para cosechar cuando el envase dice que deberían estarlo. Pero no te preocupes, si cultivas genéticas Fast Buds, independientemente de las condiciones a las que haya estado expuesta tu cosecha, obtendrás unos cogollos magníficos en el plazo de una semana o poco más de lo que dice el envase.

Muy bien, entonces ¿cómo saber exactamente cuándo están listas las plantas para pasar al cuarto de secado?

La mejor forma de determinar cuándo está lista tu cosecha es utilizar una lupa de joyero o un microscopio USB portátil para inspeccionar de cerca los tricomas de los cogollos.  Los tricomas son los diminutos pelos con forma de cristal que recubren los cogollos y las hojas de la planta de cannabis. Son los que dan a los cogollos ese aspecto escarchado y también es donde se producen todos los cannabinoides y terpenos (lo bueno). 

Para ser sinceros, aunque las lupas de joyero te permitirán ver lo que ocurre, los microscopios USB portátiles han bajado de precio drásticamente en los últimos años y te facilitan mucho el trabajo. Asegúrate de elegir uno con opción de iluminación LED incorporada y que pueda conectarse a tu smartphone u ordenador. Esto te permite tomar instantáneas y guardarlas.  Puedes encontrarlos en varias tiendas, y tu proveedor local de productos para hidroponía debería tenerlos en stock. También puedes encontrarlos en Amazon. Nuestra elección es este, que cuesta menos de 50 dólares y aumenta hasta 1000 veces. 

Entendido, entonces, ¿qué es lo que hay que buscar?

Los tricomas pasan por tres fases distintas: claros, turbios y ámbar.  Debes cosechar cuando la mayoría de ellos se hayan vuelto turbios, con unos pocos de color ámbar entremezclados. Si la mayoría sigue siendo transparente, tus cogollos no están listos. Pero si la mayor parte ya son ambarinos, los has dejado demasiado tiempo y tus cogollos serán menos potentes y tendrán más efecto de sofá.

El punto óptimo es cuando el 60-70 % de los tricomas se han vuelto turbios, y el 30-40 % restante es una mezcla de claros y ámbar. Esto es lo que buscamos en Fast Buds, ya que el resultado son cogollos llenos de sabor, muy potentes y con un efecto equilibrado que no es demasiado fuerte.

Por supuesto, en definitiva, el momento de la cosecha depende totalmente de ti.  Si quieres cogollos un poco más pegajosos, espera a que la mayoría de los tricomas se hayan vuelto ámbar. Si quieres algo un poco más ligero, cosecha cuando la mayoría estén aún claros.  En realidad, todo depende de ti y de lo que busques para tu producto final.

2. Recortar el cannabis

Al cosechar tus plantas, tendrás que decidir si recortas el exceso de follaje antes o después de secarlas. Esto no es un problema en absoluto, pero dependiendo de tu sala de secado, deberías recortar en húmedo en lugar de en seco.

Recorte en húmedo

El recorte en húmedo consiste en recortar tus plantas antes del proceso de secado, este es el método preferido por varios cultivadores porque la humedad de las hojas puede acabar afectando al nivel de humedad de tu cuarto de secado, además, podrás utilizar los recortes frescos para hacer extractos, lociones, aceites o incluso comestibles.

 

Cómo secar el cannabis: recorte en húmedo

El recorte en húmedo consiste en recortar el cannabis antes de secarlo.

Recorte en seco

Por otro lado, el recorte en seco consiste en recortar las flores después del proceso de secado; muchos cultivadores prefieren esta forma porque el recorte de las hojas de las plantas frescas puede llegar a ser bastante desordenado. 

 

Cómo secar el cannabis: recorte en seco

El recorte en seco consiste en recortar el cogollo después de haberlo secado.
 

Pero debes tener en cuenta que el recorte en seco sólo es recomendable si puedes controlar las condiciones del cuarto de secado, ya que el exceso de humedad puede acabar provocando la aparición de moho en tus cogollos.

3. Ubicar los cogollos en la sala de secado

Así que, después de recortar (o antes si estás recortando en seco) tendrás que colgar las ramas en tu cuarto de secado, esto consiste simplemente en colgar las flores para que se sequen y puedes hacerlo en un perchero, o en una cuerda similar a la de un tendedero, pero antes, tienes que saber cómo vas a cosechar tu planta.

 

Cómo secar el cannabis: recorte en seco

Plantas de cannabis después de la cosecha, listas para empezar a secarse.
 

Hay varias formas de cortar tu planta, puedes cosechar tu planta y colgarla entera, cortar cada rama individualmente o cortar cada cogollo por separado, y dependiendo de cuál prefieras, la forma de colgarlas será un poco diferente.

Colgar las ramas en una cuerda

Si has cosechado tu planta rama por rama o has cortado la planta entera, necesitarás un tendedero o una cuerda similar para colgarlas. Este suele ser el método preferido porque las ramas aún tienen agua en su interior, y con esto evitas que tus cogollos se sequen demasiado rápido.

Evidentemente, tendrás que seguir controlando las condiciones (si es posible), pero esto puede servir como medida de seguridad en caso de que estés preocupado.

 

Ventajas y desventajas de los tendederos y de las estanterías de secado
 TendederoEstantería
Ventajas

— Barato;

— Secado más lento.

— Mejor organización;

— Se seca más rápido.

Desventajas

— Un secado más lento puede provocar la aparición de moho;

— Necesita mucho espacio.

— Puede reducir la calidad si no se controla;

— Puede resultar caro.

 

Secado de los cogollos en estanterías planas

Las estanterías planas son estanterías verticales que vienen con varias plataformas planas. Estas estanterías se utilizan principalmente cuando se secan cogollos de forma individual y son una buena forma de ahorrar espacio porque algunas de ellas vienen con hasta 5 plataformas planas, lo que significa que se pude secar más flores en la misma cantidad de espacio que cuando se cuelgan las ramas.

Obviamente, esto viene con un inconveniente, debido a que las flores no tienen ramas, es posible que se sequen más rápido de lo que te gustaría por lo que es esencial tener las condiciones de secado controladas para evitar problemas.

4. El cuarto de secado

Para aquellos que son nuevos en el cultivo de cannabis, es esencial tener una comprensión clara de lo que ocurre exactamente en la sala de secado. El objetivo es que las flores se sequen lentamente durante unos 15 días, por lo que es cuestión de experimentar con diferentes temperaturas y niveles de humedad para llegar a ese punto óptimo, que puede variar según el lugar donde se viva.

Temperatura

A veces no es posible controlar las temperaturas de tu cuarto de secado, sin embargo, deberías intentar alcanzar los 20 °C, que es la temperatura ideal en la mayoría de los casos. Es mucho mejor secar los cogollos lentamente a una temperatura más baja para evitar que los cannabinoides y los terpenos se evaporen.

Consejo: Si dispones de un controlador de temperatura del ventilador, configurarlo a 20°C y una humedad de alrededor del 50% permitirá que las condiciones en el cuarto de secado se mantengan estables.

 

Cómo secar el cannabis: las mejores condiciones

Condiciones ideales para el secado adecuado de tu cannabis.

Niveles de humedad

Si el objetivo es reducir la humedad de las flores hasta el punto en que estén listas para los tarros de curado, es necesario hacer este proceso lentamente. Mantener los niveles de humedad en un 40-50 % hará que las flores se aireen a su debido tiempo, y una vez que las flores estén casi secas, podrán colocarse en un tarro de curado hermético, desde donde se reducirán aún más.

Consejo: Utiliza paquetes de Boveda o algo similar para asegurarte de que tus cogollos se mantienen en una humedad óptima mientras se curan.

Flujo de aire

Una parte muy importante del cuarto de secado es que no puedes dejar que tu cosecha se seque demasiado rápido. Nunca debe haber un ventilador que sople directamente sobre las flores, y el flujo de aire en la sala debe ser muy ligero y fresco. Si utilizas un ventilador, apúntalo en dirección contraria a los cogollos y haz que sople hacia el suelo o el techo.

El uso de ventiladores en un ambiente cálido es la causa número uno de que las flores tengan un sabor y aroma ásperos, como cuando se secan demasiado rápido.

Consejo: Es mejor tener un flujo de aire muy bajo, sin embargo una circulación suave de aire en el cuarto de secado es ideal, así como mantener tus plantas en total oscuridad. 

¿Luz u oscuridad?

El cuarto de secado debe ser un lugar fresco y oscuro, en el que no debe entrar ninguna luz ni dar a los cogollos. Cuando las plantas se dejan morir en la cuerda y se cuelgan en el cuarto de secado, mantenerlas en la oscuridad garantizará que el aroma y el sabor de la clorofila se eliminen totalmente, dejando las flores ricas en terpenos y en aroma.

 

Cómo secar el cannabis: la oscuridad

Tus plantas deben estar en un lugar fresco y en completa oscuridad cuando se estén secando.
 

Consejo: Una vez que las plantas cosechadas están dentro del cuarto de secado, no es necesario volver hasta que se cumplan las dos semanas, por lo que mantener el cuarto en total oscuridad no es un problema.

5. ¿Cuánto tiempo deben tardar los cogollos en secarse?

Cuando se cosechan las flores de una planta de cannabis, los cogollos deben dejarse en una sala seca que reúna las condiciones óptimas. Es durante este tiempo cuando los niveles de humedad se reducen del 80 % al 25-30 %, dependiendo de los criterios de curado.

 

Cómo secar el cannabis: ¿cuánto tiempo?

Las flores deben tardar un mínimo de 2 semanas en secarse para que puedan deshacerse de la clorofila.
 

Los cogollos deben dejarse secar durante un mínimo de 15 días hasta que estén relativamente duros al tacto y las ramitas y ramas se doblen, pero no se rompan por completo.

Lo que hay que recordar

  • Las plantas recién cosechadas deben tardar dos semanas en secarse por completo. 
  • Los cogollos de menor tamaño o los cogollos recortados en húmedo pueden estar listos en 10 días.
  • El cuarto de secado reducirá lentamente el contenido de humedad de las flores. 
  • Aquí es donde la clorofila morirá y el olor fresco se irá.

6. Secado rápido

Probablemente, todos hemos sido culpables de esto en algún momento, y no hay nada peor que el secado rápido de una cosecha. Sea intencionado o no, el resultado final siempre carece de un aroma y sabor plenos. El secado rápido significa básicamente que la cosecha se ha apresurado y se ha secado en un máximo de 3 a 5 días debido a las altas temperaturas y al excesivo flujo de aire directamente sobre las flores.

 

Cómo secar el cannabis: secado rápido

Debes evitar el secado rápido porque tus flores acabarán con sabor a heno.
 

Cuando una flor se seca tan rápidamente, no tendrá la oportunidad de eliminar la clorofila que estaba presente solo una semana atrás. El color de los cogollos también tendrá una tonalidad verde más oscura de lo normal y las hojas más pequeñas que los envuelven estarán muy secas y al moler las flores, la mayoría se convertirá en polvo.

7. El cuarto de secado a prueba de olores

Secar las plantas de cannabis recién cosechadas en un entorno a prueba de olores debería ser la principal preocupación del cultivador por una serie de razones, la principal de las cuales es evitar que los vecinos perciban el olor de tu cosecha de alta calidad.

 

Cómo secar el cannabis: filtro de carbón

Un filtro de carbón es la mejor manera de eliminar el olor fuerte durante el proceso de secado.
 

Esto te permitirá colocar los cogollos dentro de tu carpa de cultivo durante las próximas 2 semanas sin preocuparte debido al filtro de carbón y la unidad de extracción.

Consejo: Evita colocar tus flores dentro de una caja de cartón o dejarlas colgadas en un armario viejo, y trátalas con extrema precaución.

8. Aspectos a tener en cuenta al secar los cogollos de cannabis

PASO 1

Sé paciente y espera hasta que los cogollos estén listos. Puede ser muy tentador seguir sacando flores mientras se secan, y a veces es la única opción que tienen algunos cultivadores. Sin embargo, la paciencia te recompensará con las flores de mejor sabor, olor y aspecto posibles.

PASO 2

La forma de comprobar si las flores están lo suficientemente secas como para ser curadas, es tomar un cogollo y romper las ramitas más pequeñas. Si la ramita está dura y se rompe con facilidad, ya está lista. Recuerda que las ramas más grandes no deben romperse, deben doblarse fácilmente pero las fibras no deben romperse por completo, es entonces cuando debes curar tus flores.

PASO 3

Para que tu cuarto de secado sea a prueba de olores, utiliza una tienda de cultivo que esté equipada con un filtro de carbono. Los armarios de cultivo son baratos y convertir uno en un cuarto de secado permanente merece la pena a largo plazo. 

 

Cómo secar el cannabis: qué hay que tener en cuenta

El proceso de secado del cannabis.
 

PASO 4

La clorofila y el olor a fresco desaparecerán una vez que las flores se hayan secado correctamente. Si los cogollos contienen un aroma fresco o a heno, entonces los cogollos aún no están secos o las flores se han secado demasiado rápido. 

PASO 5

Si vas a utilizar un ventilador oscilante, gíralo en dirección contraria a las flores para que el aire circule por la habitación y no por el suelo. La clave es tener una brisa fresca y suave que circule por la habitación, en lugar de aire caliente que sople a gran velocidad.

PASO 6

Las flores infectadas con moho no deben secarse y no son aptas para el consumo. Fumar flores o extractos contaminados puede causar graves problemas de salud.

CÓMO CONSTRUIR TU MISMO UN CUARTO DE SECADO PARA TU CULTIVO DE CANNABIS

Hay un montón de formas de montar un espacio que sirva para secar tu pegajosa ganga, pero la más fácil y rentable es el método de la caja de cartón. En realidad, lo más fácil y rentable es utilizar tu tienda de cultivo, pero eso supone una pausa en el tiempo de plantación (¿así que quizá sea menos rentable?). En cualquier caso, es un pequeño proyecto divertido que se puede llevar a cabo en menos de una hora, así que vamos a ver cómo construir tu propio secadero de cajas de cartón.

 

Materiales necesarios:

  • Una caja de cartón. El tamaño vendrá determinado por la cantidad de cogollos que quieras secar, pero es mejor que sea más grande que tener que construir una segunda o tercera cuando inevitablemente te quedes sin espacio.
  • Una caja de frigorífico estándar suele ser lo bastante grande para 2 o 3 plantas de interior.
  • Un poco de alambre, cordel o cuerda fina. Te servirá para colgar los cogollos. El cordel barato funciona muy bien, ya que su textura peluda tiende a agarrar los cogollos y mantenerlos en su sitio.
  • Un pequeño ventilador de ordenador y una pila de 9 V para alimentarlo. Esto es absolutamente necesario, pero ayudará a que circule el aire en la caja y a mantener los niveles de humedad al mínimo.
  • Un pequeño rollo de cinta aislante.
  • Unas tijeras.
  • Un cúter.
  • Un destornillador philips.
  • Un poco de malla barata.


Así pues, el proceso de construcción de esa caja seca de bricolaje es el siguiente:

 

  1. Primero vamos a cortar los orificios de entrada y salida de aire. Con el cúter, corta un orificio de entrada cerca de la parte inferior de la caja, de unos 10 cm de alto y 20 cm de largo. Si te preocupa que entren plagas y se coman tus cogollos, puedes cubrirlo entero con una malla. El orificio de escape va cerca de la parte superior de la caja y debe encajar perfectamente con el ventilador del ordenador.
  2. Con el destornillador, haz una serie de agujeros a intervalos regulares arriba y debajo de la caja en dos lados opuestos.
  3. Pasa el cordel por estos agujeros para crear líneas de las que puedan colgar los cogollos.
  4. Utiliza la cinta aislante para sellar los agujeros o grietas de la caja, pero recuerda dejar las solapas superiores. Este es el punto de entrada, y por donde se cargan y descargan los cogollos.
  5. Además, puedes cortar una pequeña puerta a mitad de la caja. Si utilizas una caja de gran tamaño, esto te ayudará a colgar los cogollos.
  6. Una vez colgados todos los cogollos, coloca la caja en un lugar sin luz solar directa y en algún sitio sin demasiado calor ni humedad.

9. Errores más comunes al secar el cannabis

Asegúrate de que la luz no llega a tus cogollos

Una luz fuerte puede acabar evaporando los terpenos y cannabinoides, y tus flores acabarán sabiendo y oliendo a heno, así que asegúrate de que tu cuarto de secado es a prueba de luz.

¿Qué hacer si tus cogollos están demasiado secos?

Si has dejado secar tus flores durante demasiado tiempo o las has secado demasiado rápido, es posible que algunos de los terpenos y cannabinoides se evaporen y, si esto sucede, no hay forma de recuperarlos. Si quieres humedecer tus cogollos antes de curarlos, puedes rociar un poco de agua, esto permitirá que las flores absorban la humedad y vuelvan a la normalidad.

Deja espacio entre las ramas colgantes, sobre todo cuando hay mucha humedad.

Si no puedes controlar las condiciones de secado, asegúrate de dejar espacio entre las ramas, especialmente si no has recortado tus flores antes de colgarlas, esto evitará que tus cogollos contraigan moho al permitir que el aire fluya entre ellos.

10. ¿Qué hacer justo después de que se sequen los cogollos?

Una vez que hayan pasado los 15 días (si todo va como debería), debes pasar rápidamente todos los cogollos a un tarro de cristal hermético porque no conviene que las flores sigan secándose.

 

Cómo secar el cannabis: cogollos secos

La mejor manera de curar la marihuana es colocar la hierba seca en un tarro de cristal hermético para el curado durante unas 2 semanas.
 

Cuando estés 100 % seguro de que has secado bien las flores, transfiérelas a un tarro de cristal con una bolsita de Boveda, si es posible, y deja que comience el proceso de curado.

11. CURANDO TUS FLORES DE CANNABIS SECAS

Vale, ya has superado el periodo de secado de 15 días y estás listo para fumarte algunas de esas deliciosas pepitas de marihuana cultivadas en casa. Y claro, ¿quiénes somos nosotros para decirte a qué esperes más? Pero, si realmente quieres obtener lo mejor de todo ese duro trabajo, necesitas esperar un poquito más. Hoy en día, el consenso general es que cultivar la planta es solo la mitad del trabajo, ya que el proceso de secado y curado es mucho más importante de lo que se creía. El viejo dicho "lo bueno se hace esperar" no podría ser más cierto que cuando se trata de curar tus preciosos cogollos.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL CURADO DEL CANNABIS Y POR QUÉ LO HACEMOS?

En realidad, es bastante sencillo. El curado del cannabis es un proceso que dura semanas o meses y que consiste en eliminar, de forma lenta pero segura, todas las pequeñas cantidades de humedad que aún queden en el cogollo una vez terminado el proceso de secado. Esto se hace en condiciones ambientales controladas, y cuando se hace correctamente permite que los terpenos y los flavonoides maduren de forma correcta y completa. Cuando se cura correctamente, el proceso puede convertir una flor indeseable y áspera para la garganta en un cogollo que ofrece una fumada deliciosamente suave y llena de matices.

Related story
¿Qué es el CBN?

El perfil de suelo y aroma no es el único factor que sufre una metamorfosis durante el curado. La mejora de la fumabilidad también se debe a la degradación de los azúcares y la clorofila, y con el tiempo el THC se convertirá en CBN, un cannabinoide menos psicoactivo que ayuda a conciliar el sueño, a aliviar el dolor y ofrece algunas propiedades neuroprotectoras que no se encuentran en el THC o el CBD. El curado de tus cogollos también aumentará en gran medida su vida útil y reducirá las posibilidades de que se produzcan problemas de moho. La hierba correctamente curada y almacenada puede durar más de un año sin que su sabor, aroma o potencia se vean negativamente afectados.

FACTORES A CONSIDERAR AL CURAR EL CANNABIS

Hay un par de factores importantes que debes tener en cuenta cuando te prepares para curar tu hierba. Estos pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso del curado, así que presta mucha atención a estos aspectos durante todo el proceso.

  • Vigila los niveles de humedad - Lo primero que debes recordar es que no puedes empezar el proceso de curado hasta que los cogollos se hayan secado al nivel correcto. Si la hierba aún tiene demasiada humedad atrapada en su interior, se formará moho y lo arruinará todo. Si al abrir los botes de curado sientes algún olor a amoníaco, sácalos inmediatamente y vuelve a meterlos en el cuarto de secado. Tampoco quieres un cogollo que se haya secado demasiado rápido, ya que esto creará una experiencia de fumado horrible. Los niveles de humedad correctos para el secado son del 45 al 55%, y el curado es un poco más alto, del 60 al 65 %. 
  • Mantén una temperatura fresca, pero no demasiado - La temperatura de curado perfecta es de unos 21 C o 70F. Las temperaturas más altas provocan la descomposición de los terpenos y los cannabinoides a un ritmo acelerado, lo que puede provocar una reducción de la potencia y el sabor. 
  • Cura tu hierba en la oscuridad - La luz del sol (o la luz artificial) es lo que intentamos aprovechar al máximo durante el proceso de cultivo, ya que es lo que permite a la planta producir esos preciosos y brillantes tricomas que contienen todas las bondades de los terpenos y cannabinoides que nos encantan.

Pero, tan pronto como se corta la cosecha, es necesario mantenerla en la oscuridad tanto cuanto sea posible. La luz provoca el deterioro de los cannabinoides y terpenos, que es exactamente lo contrario de lo que intentamos conseguir con el curado.

EL PROCESO DE CURADO EXPLICADO

El curado del cannabis es un proceso simple y directo que no requiere ninguna experiencia previa ni conocimientos especiales, solo dedicación, una pizca de autocontrol y un montón de paciencia. Una vez recortados los cogollos, es el momento de empezar el proceso de curado. Colócalos en un recipiente hermético. La parte hermética es importante, por lo que solemos sugerir que se utilice un tarro de cristal con cierre o un anillo de goma. Coloca los cogollos con cuidado, sin aplastarlos, y no llenes el tarro más allá del 75 %. El intercambio de aire es la parte más importante del curado, así que asegúrate de que hay suficiente espacio para que la hierba "respire". Agita un poco el tarro; si los cogollos se aglutinan o se pegan, es que necesitan más tiempo de secado. Durante la primera semana, más o menos, es fundamental comprobar cómo va el proceso un mínimo de dos veces al día. Existe la posibilidad de que se vean ligeros signos de condensación en el interior del tarro.

 

Dry leaves

Las flores pueden secarse demasiado, en este caso, puedes rociarlas con agua para aumentar su humedad.

 

Si este es el caso, saca el cogollo y déjalo secar unos días más. Si todo va bien, deja el tarro abierto durante un minuto más o menos cada vez que lo verifiques. Esto permite el intercambio de aire fresco que es tan importante para el proceso de curado. Si tienes un higrómetro (si no lo tienes, búscate uno), comprueba el porcentaje de humedad. Si el porcentaje es del 70 % o superior, deja el tarro abierto durante unas horas para que el nivel descienda hasta el 60 - 65 % deseado. Si es más bajo de lo esperado, haz eructar los tarros con menos frecuencia. Sigue con esta rutina de quema dos veces al día durante los próximos 10 a 14 días, y luego redúcela a una vez al día durante la siguiente semana. Una vez alcanzada la marca de las tres semanas, puedes considerar que tu hierba está curada, pero para obtener los mejores resultados, deberás continuar con este proceso de eructos dos veces por semana durante los siguientes 5 o 6 meses. Solo a partir de ese momento tu hierba alcanzará su verdadero nivel.

Related story
How to Cure Buds

12. En conclusión

No existe tal cosa como un secador de hierba. Si sigues los pasos correctos y tienes mucha paciencia, solo tardarás 2 semanas en tener flores capaces de ganar copas. Hay muchas maneras de que durante este tiempo las cosas vayan mal, así que toma las medidas adicionales necesarias para convertir la cosecha en la que has invertido las últimas 10 semanas en las mejores flores curadas. 

Además, ten en cuenta que la etapa de curado también puede afectar al sabor y al olor de tus cogollos, a pesar de no haber una forma óptima de curar el cannabis, el método del tarro de cristal funciona muy bien, por lo que siempre debes dejarlos durante al menos 2 semanas en un tarro de cristal hermético para obtener los mejores resultados.

No hay una manera rápida de secar la hierba, y no vale la pena arruinar tu cosecha justo al final, así que asegúrate de hacer todo como debes. Si tienes consejos o trucos para ayudar a tus compañeros cultivadores a secar sus flores correctamente, ¡deja un comentario en la sección de comentarios de abajo! 

29 December 2021