Excellent 4.8 out of 5 based on 4,357 reviews on Trustpilot
4.8 out of 5 based on 4,357 reviews on Trustpilot

Técnicas de entrenamiento de plantas: el método de amarre

Atar las ramas es la forma más sencilla de mejorar los rendimientos, la densidad de flores y la calidad general.
29 September 2020
10 min read
 Técnicas de entrenamiento de plantas: el método de amarre

Contenido:
  • 1. El método de amarre: una técnica lst
  • 2. El método de amarre
  • 2. a. El método de amarre en autoflorecientes
  • 3. Comenzando el entrenamiento
  • 3. a. ¿qué material debo utilizar?
  • 3. b. ¿dónde amarro?
  • 3. c. Paso 1: dobla el tallo o las ramas
  • 3. d. Paso 2: ata la rama más alta
  • 3. e. Paso 3: organiza el dosel
  • 3. f. Paso 4: observa, espera y repite
  • 3. g. Floración
  • 4. En conclusión

El método de amarre consiste en atar las ramas y nivelar el dosel para que todos los lugares de floración reciban la misma cantidad de luz, aumentando así los rendimientos.

Este método de entrenamiento de bajo estrés (LST) consiste básicamente en doblar suavemente los tallos y atarlos para cambiar drásticamente la forma de la planta. Esto se hace para crear múltiples puntos de brotación, igualar el dosel y, en general, ayudar a utilizar la luz de forma más eficiente.

El uso de técnicas LST, como el método de amarre, puede aumentar drásticamente tus rendimientos sin cambiar tu configuración.

 

Explicación de LST, en menos de un minuto.

1. El método de amarre: una técnica LST

El entrenamiento de bajo estrés se utiliza para formar un dosel relativamente plano y uniforme. Esto expone muchos sitios de brotes a la luz directa en lugar de solo al brote principal superior.

 

El método de amarre: una técnica de LST

L.S.T es el arte de bajar ciertos puntos del dosel, para exponer a la luz las partes internas de las plantas.
 

Como resultado, las plantas entrenadas pueden producir naturalmente más y más cogollos en el mismo espacio de cultivo que las plantas no entrenadas.

Existen otras técnicas de entrenamiento de la planta de cannabis que se denominan técnicas de alto estrés (HST), pero pueden estresar la planta o ralentizar el crecimiento.

Principales ventajas y desventajas de los métodos de entrenamiento de plantas

Método de entrenamientoVentajasDesventajas
SCROGCogollos bien desarrollados en todos los sitios de brotes.Hay que entrenar cada rama.
MainliningMás colas principales y mejores cosechas.Puede parar el crecimiento.
AmarrePlantas más cortas con mejores rendimientos.Hay que entrenar a las ramas cada par de días.
Topping (poda)Más colas principales y cogollos de mejor calidad.Crecimiento lento debido al tiempo de recuperación.

2. El método de amarre

El método de amarre te permite entrenar a tus plantas para que crezcan en la forma y tamaño exactos que deseas, lo que brinda a los cultivadores de interior la capacidad de aprovechar al máximo el espacio de cultivo.

La idea detrás de la técnica de amarre es doblar y amarrar suavemente las ramas y hojas de la planta para que se conviertan en un dosel uniforme.

Esto promoverá múltiples sitios de cogollos y todos obtendrán la mayor cantidad de luz posible para todas tus plantas, lo que dará como resultado rendimientos mucho mayores de las mismas luces de cultivo en comparación con las plantas que no fueron entrenadas.

También se puede usar para reducir la altura de las plantas que se están volviendo demasiado altas para tu tienda de cultivo o que crecen más que tus otras plantas y las dejan en la sombra.

El método de amarre: las ventajas y desventajas

El método de amarre.
 

Este método LST también es el más fácil de hacer y no requiere planificación, solo se tiene que intentar nivelar todas las ramas atándolas, nada más.

Definitivamente obtendrás los mejores resultados si comienzas el entrenamiento desde que la planta ha desarrollado el tercer o cuarto par de hojas verdaderas hasta las primeras semanas de floración.

Pros: 

  • Mayor rendimiento con exactamente las mismas luces de cultivo y configuración (en comparación con las plantas que crecen de forma normal).
  • Control total sobre la altura, la forma y el tamaño de la planta (especialmente útil en interiores).
  • Las plantas producen muchos cogollos grandes en lugar de un solo cogollo principal y muchos pequeños (previene las palomitas de maíz).

Contras:

  • Deberás realizar esta técnica hasta 2 veces por semana dependiendo de la cepa (puede resultar en mucho trabajo).
  • No hay una guía exacta, tienes que amarrar según la estructura de tu planta y todas las plantas son diferentes.

El método de amarre en autoflorecientes

Las autoflorecientes suelen ser tupidas y no producen ramas laterales lo suficientemente grandes como para que reciban suficiente luz y se desarrollen bien.

A pesar de que el método de amarre estresa tu planta significativamente menos que otro método HST, puedes prevenir el estrés cultivando una cepa que requiera un buen entrenamiento, como nuestra Zkittlez Auto.

Zkittlez Auto
5 out of 5
Nunca antes cultivé nada igual, cada bocanada parece tener sabores nuevos que vas descubriendo mientras lo vas disfrutando, muy recomendable!
Leonel.
Verified customer
Reviewed 9 noviembre 2020
 

Si entrenas el tallo hacia abajo, las ramas inferiores comenzarán a crecer más rápidamente y pronto estarán al mismo nivel que el tallo, esto permitirá que las ramas laterales reciban más luz y produzcan cogollos más densos.

3. Comenzando el entrenamiento

Antes que nada, ten en cuenta que esta es una guía general. La forma en que se realiza esta técnica puede cambiar según la cepa que cultives y la forma en que crece.

El entrenamiento generalmente comienza una vez que la planta tiene tres o cuatro pares de hojas verdaderas (o es lo suficientemente grande como para permitirte hacerlo) y es más efectivo cuando la planta es joven.

El objetivo es tener un nuevo crecimiento uniforme. El entrenamiento debe continuar a medida que las plantas crecen y se vuelven más frondosas. El entrenamiento de bajo estrés no es algo que puedas hacer una vez y luego olvidarte, es un proceso continuo.

¿Qué material debo utilizar?

El objetivo de amarrar es manipular la planta a nuestro gusto sin estresarla.

Esto significa que debes usar materiales que no sean demasiado afilados como alambre de metal recubierto de goma, perchas de ropa o incluso limpiapipas. Si no tienes nada de eso, recomendamos algo más:

Alambre de jardín

El alambre de jardín es un alambre recubierto de goma, que suele estar disponible en color verde. Este alambre flexible es el que utilizan la mayoría de los cultivadores para formar y dar soporte a plantas de todo tipo sin dañarlas.

Tutores de plantas

Los tutores de plantas son pequeños accesorios de plástico que permiten entrenar las ramas sin mucho esfuerzo, permitiendo que todos los sitios de floración reciban la mayor cantidad de luz posible.

Este producto es bastante flexible y sigue doblándose a medida que las ramas crecen, lo que permitirá utilizarlos en cualquier etapa del crecimiento de la planta y van a doblarse junto con las ramas para no tener que forzarlas demasiado.

 

Material para amarre de plantas

Materiales más recomendados para el método de amarre.

Cuerda de cáñamo

La cuerda de cáñamo, como su nombre indica, es un tipo de cuerda hecha con las fibras de la planta del cáñamo, que se cree que es una de las cuerdas más fuertes que existen. Es una opción muy buena y barata para el LST, ya que no sólo es fuerte, sino también duradera y resistente al moho.

A pesar de no ser tan sencilla de utilizar como las cuerdas para plantas, por ejemplo, porque tendrás que atar las ramas una y otra vez, sigue siendo una forma de LST de cannabis muy barata y eficiente

Amarras de plantas

Las amarras para plantas son similares al alambre de jardín pero no tienen un hilo metálico en su interior. Este producto es similar a la cuerda en cierto modo, pero tiene una capa de goma que las hace bastante resistentes a las condiciones climáticas, permitiéndote ajustarlas y reutilizarlas sobre la marcha.

Los materiales más finos como la cuerda y la malla de gallinero suelen ser demasiado afilados y pueden cortar tu planta de cannabis.

Consejo: Evita usar cuerdas porque las fibras pueden quedarse pegadas en los tricomas y harán que tus flores estén llenas de restos de cuerda.

¿Dónde amarro?

Dependiendo del tipo de material que estés utilizando, existen diferentes formas de sujetar tu planta.

Si estás utilizando cuerdas, limpiapipas o alambre recubierto de goma, puedes hacer pequeños agujeros alrededor de la maceta para poder sujetar la planta después de atarla. Si estás utilizando materiales metálicos como alambre grueso o algo similar, puedes pegarlo en el medio.

 

¿Dónde amarrar las plantas?

El método de amarre realizado con alambre de metal.
 

Ten en cuenta que, dependiendo del material, puede oxidarse y dañar tu planta. El mejor tipo de materiales son el alambre recubierto de goma o las cuerdas de plástico.

Consejo: si aún tienes dudas sobre qué usar o dónde comprar, busca un aparato electrónico viejo en tu casa y corta el cable. Si crees que el alambre se mojará al regar, retira el alambre del interior y usa la capa de goma para atar tu planta.

Paso 1: Dobla el tallo o las ramas

Puedes entrenar semillas o clones, realmente no importa cómo empezaste porque tendrás que esperar hasta que tu planta crezca un poco y desarrolle completamente al menos 3 pares de hojas verdaderas. Algunos cultivadores esperan hasta que se hayan desarrollado 5 pares de hojas pero, con la mayoría de las plantas de cannabis, el tallo principal empieza a endurecerse después del tercer nodo (3 pares de hojas), esto obviamente depende de ti pero es mejor empezar antes de que el tallo se endurezca.

 

El método de amarre: paso 1.

El método de amarre: paso 1.
 

Así que empieza por sentir con cuidado lo flexible que es el tallo o la rama que quieres doblar, para saber si puedes trabajar con ella sin problemas. Si sospechas que puede romperse, deberías doblarlo ligeramente antes de atarlo para reducir las posibilidades de que se rompa. 

Utilizando el material de tu elección, dobla tu planta en el último entrenudo y átala, dependiendo de lo que estés utilizando y del tipo de maceta, tendrás que hacer un agujero en la maceta o atarla a las asas.

Luego sólo es cuestión de esperar a que la parte superior de la planta que se dobló crezca hacia arriba, lo que puede tardar un par de horas o un par de días dependiendo de las condiciones de cultivo.

Paso 2: Ata la rama más alta

La parte superior seguirá creciendo y, a medida que crezca, verás que también crecen las ramas laterales, así que ata la rama más alta para que la antigua parte superior quede a un nivel más bajo que el resto de la planta. Observa con atención si el tallo se dobla suavemente y no lo fuerces. 

 

El método de amarre: paso 2.

Después de los amarres iniciales, continúa doblando los tallos más altos hacia abajo y atando las nuevas ramas.
 

Es esencial que empieces cualquier tipo de entrenamiento de bajo estrés lo antes posible. Lo mejor es empezar cuando la planta es muy joven (tres o cuatro pares de hojas). Aunque si decides amarrarla a mitad de la fase de vegetación también se va a funcionar.

Una vez que la parte superior esté doblada, amárrala a la maceta con el material que elijas, utiliza el material que elijas para fijarla suavemente pero con firmeza en la posición deseada.

A veces también es una buena idea quitar algunas de las hojas de abanico más grandes que están bloqueando la luz, incluso después del entrenamiento, esto depende de ti y no se recomienda para los principiantes.

La idea principal es mantener todos los tallos aproximadamente a la misma distancia de la luz. 

Paso 3: Organiza el dosel

Después de realizar los amarres iniciales, tu planta seguirá creciendo y desarrollará nuevas ramas, por lo que, dependiendo de la rapidez con la que crezca tu planta, puede que un solo amarre no sea suficiente.

Lo ideal es seguir doblando los tallos más altos hacia abajo y atar las nuevas ramas para evitar el crecimiento vertical.

 

El método de amarre: paso 3.

El método de amarre: paso 3.
 

A medida que tu planta crezca, verás que tendrás que seguir atando el tallo principal horizontalmente alrededor del borde de la maceta o como desees, no hay ninguna pauta para la forma que debes lograr, así que opta por lo que más te convenga pero asegúrate de que el dosel esté nivelado.

Paso 4: Observa, espera y repite

Alrededor de 24 horas después de la operación de doblado, las ramas empezarán a crecer de nuevo y, al cabo de un par de días, crecerán nuevas ramas.

Tendrás que seguir atando ramas y nivelando el dosel poco a poco, día a día, sobre todo las pequeñas ramas laterales nuevas que están creciendo verticalmente.

Las ramas que ya están atadas empezarán a crecer hacia arriba cuando hayan crecido lo suficiente, también tendrás que mover la atadura a la punta de las ramas para que sigan creciendo horizontalmente.

No te preocupes por el aspecto inicial desordenado de tus plantas cuando las ates por primera vez. Al cabo de un par de días, empezarán a adquirir la forma que deseas, así que sigue repitiendo los pasos 2 y 3 asegurándote de atar también las ramas laterales para que no crezcan demasiado juntas.

 

El método de amarre: paso 4.

El método de amarre: paso 4.
 

Para que este método funcione como es debido, tienes que atar siempre la parte superior de la planta porque seguirá creciendo día tras día, el objetivo es reducir la altura de la planta mientras se nivela el dosel para que todos los sitios de floración reciban la misma cantidad de luz.

Ten en cuenta que el proceso será el mismo tanto para las plantas de cannabis fotoperiódicas como para las autoflorecientes, la principal diferencia es que con las autoflorecientes sólo tienes 4-5 semanas para entrenar a tu planta mientras que con las fotoperiódicas puedes entrenar todo el tiempo que quieras porque tus plantas sólo florecerán cuando cambies el ciclo de luz.

Una vez que tus autoflorecientes empiecen a pasar a la etapa de floración o que hayas alcanzado la estructura deseada y estés listo para cambiar tus plantas fotoperiódicas a 12/12, no hay necesidad de seguir entrenando la planta porque tus plantas no crecerán tanto.

Es posible que tus plantas crezcan un poco debido al tramo de floración, pero puedes lidiar con esto manteniendo las ataduras en su sitio, asegurándote de que no están demasiado apretadas y, si es necesario, quizás añadiendo un par de ataduras, pero asegúrate de no hacerlo de forma agresiva para evitar estresar a tus plantas.

Floración

Si se hace correctamente, la planta desarrollará varios sitios de cogollos y, gracias a su entrenamiento, recibirán la cantidad de luz que necesitan para crecer grandes y densos.

Como se ha mencionado anteriormente, se recomienda realizar el método de amarre hasta las primeras semanas de floración (fase de prefloración). Después de que tu planta deje de crecer y se concentre en engordar los cogollos debes parar: continuar con esto puede estresarla y puede acabar convirtiéndose en hermafrodita.

4. En conclusión

El método de amarre es la forma de cultivo preferente si quieres aprovechar al máximo tu equipo de cultivo. Realizarlo correctamente te garantizará mejores cogollos y un mayor rendimiento que cultivar tu planta de forma normal (en tu configuración).

Una buena opción para evitar el estrés de esta técnica es utilizar variedades como nuestra Orange Sherbet Auto que no sólo la aguanta bien, sino que está recomendada para LST.

 

Intenta amarrar las ramas de forma lenta y constante para no excederte, de esta forma evitarás el estrés y evitarás que tu planta se convierta en hermafrodita. Ahora, si estás buscando como podar una planta de marihuana, asegúrate de echar un vistazo a este artículo.

 

Última actualización: 22 de Marzo, 2021

29 September 2020