FastBuds seedbank #1 with 10426 diaries and a rating of Growdiaries 8.8/10 on GrowDiaries
Growdiaries 8.8/10 with 10426 diaries on GrowDiaries

Cómo hacer cápsulas de cannabis paso a paso

Si eres un paciente medicinal, ¡esto es para ti!
18 December 2020
8 min read
Cómo hacer cápsulas de cannabis paso a paso

Contenido:
  • 1. ¿por qué hacer tus propias cápsulas?
  • 2. Ingredientes y material
  • 3. Cómo hacer cápsulas de cannabis paso a paso
  • 3. a. Descarboxilación
  • 3. b. Haciéndo tus cápsulas de cannabis
  • 4. Las ventajas y desventajas de las cápsulas de cannabis
  • 4. a. Desvantajas
  • 4. b. Ventajas
  • 5. Cápsulas de cannabis y microdosificación
  • 5. a. ¿qué es la microdosificación?
  • 5. b. ¿cómo empezar a microdosificar?
  • 6. En conclusión

A medida que el cannabis se vuelve más popular en todo el mundo, las nuevas formas de consumir cannabinoides preciosos son cada vez más populares, por lo que aquí hay una manera de medicarse sin lidiar con el humo o el olor. Las cápsulas de cannabis son realmente fáciles de preparar y te permiten medicarte en cualquier momento mientras solo necesitas marihuana, cápsulas de gelatina y aceite de coco.

1. ¿Por qué hacer tus propias cápsulas?

A medida que el cannabis medicinal se legaliza y el consumo de la hierba crece, encontrarás productos que no están a la altura de los estándares de calidad seguidos por la mayoría de los países donde el producto está legalizado. Desafortunadamente, esto puede ser peligroso, dependiendo de dónde vivas.

 

Cannabis capsules: why make them?

Es ideal hacer tus propias cápsulas si no puedes encontrarlas legalmente, de esta forma te garantizas una buena calidad.
 

Ha habido casos de personas que han sido hospitalizadas por consumir extractos que no se han purgado correctamente y que aún contienen disolventes, por lo que para ayudar a nuestros lectores, les enseñaremos cómo hacer un extracto 100% seguro utilizando ingredientes básicos.

2. Ingredientes y material

Entonces, en primer lugar, aquí está todo lo que vas a necesitar. Incluso si todavía no tienes algunas de estas cosas en casa, son relativamente fáciles de encontrar y las más difíciles son los cogollos de buena calidad.

Cogollos

Esta receta está diseñada para elaborarse con 5,5 g de cogollos de buena calidad, pero puedes hacerlo con recortes o menos (o más) hierba, según la potencia que prefieras.

Aceite de coco virgen extra

Necesitarás 60 ml de aceite de coco, se prefieren los aceites de coco porque es saludable, tiene un olor agradable y es fácil de trabajar, pero puede usar el aceite que desee.

 

Cannabis capsules: ingredients and materials

Todo lo que necesitas para hacer tus cápsulas.
 

“00” cápsulas de gelatina

Estas cápsulas son donde pondrás tu aceite de cannabis, así que asegúrate de comprar de las buenas. Se pueden encontrar en internet, en farmacias o en tiendas de salud, dependiendo de dónde vivas.

Olla de cocción lenta

Al igual que para hacer mantequilla infundida, por ejemplo, necesitas una olla de cocción lenta que tenga un ajuste "tibio" para evitar la evaporación de los terpenos y cannabinoides.

Gasa

Necesitarás una forma efectiva de colar el material vegetal del aceite. Puedes usar lo que quieras, pero una gasa evitará que pasen pequeños trozos.

Jeringa 

Como ya sabrás, las cápsulas serán superpequeñas, por lo que es casi imposible llenarlas sin ensuciar, por lo que una jeringa sirve para llenar las cápsulas sin derramar el preciado aceite.

3. Cómo hacer cápsulas de cannabis paso a paso

Aquí hay una versión corta para aquellos que ya tienen experiencia en la elaboración de este tipo de producto de cannabis.

  • Moler los cogollos
  • Descarboxilar
  • Mezclar la marihuana con aceite en una olla de cocción lenta.
  • Cocinar a fuego medio o tibio durante 3 horas.
  • Colar y llenar las cápsulas.

Pero, si quieres la guía detallada completa, sigue leyendo para conocer el paso a paso completo.

Descarboxilación

Entonces, antes que nada, tendrás que descarboxilar tu hierba, no importa si estás usando cogollos, hachís, extractos o recortes, tendrás que activar los cannabinoides. Ten en cuenta que esto puede terminar apestando tu casa, así que toma las medidas adecuadas.

Paso 1

Precalienta el horno a unos 107 °C y cubre una bandeja para hornear con papel de aluminio.

Paso 2

Pesa tu cannabis y tritúralo. Ten en cuenta que no debes triturarlo por completo, simplemente rómpelo en trozos más pequeños.

 

Cannabis capsules: decarboxylation

Al descarboxilar la marihuana, debes esparcirla uniformemente para que se active completamente.

Paso 3

Extiende el cannabis molido por toda la bandeja para hornear. Asegúrate de esparcirlo uniformemente para que se descarboxile completamente.

Paso 4

Coloca la bandeja en el horno durante aproximadamente 1 hora. Acuérdate que todos los hornos son diferentes, por lo que debes estar atento, una vez que la hierba se haya vuelto ligeramente marrón, está lista.

Haciéndo tus cápsulas de cannabis

Ahora que tienes tu marihuana descarboxilada y lista para usar, es hora de hacer tus cápsulas, por eso guarda el cannabis descarboxilado en un recipiente y sigue los pasos.

Paso 1

Enchufa tu olla de cocción lenta y deja que se caliente.

Paso 2

Agrega 60 ml (alrededor de ¼ de taza) de aceite de coco a la olla de cocción lenta.

 

Cannabis capsules: grind the cannabis

Recuerda moler finamente el cannabis antes de colocarlo en la olla de cocción lenta.

Paso 3 

Muelle tu hierba descarboxilada y hasta obtener un polvo fino. Para eso puedes usar tu molinillo o un procesador de alimentos.

Paso 4

Agrega el material vegetal finamente molido a la olla de cocción lenta y asegúrate de que el aceite de coco lo cubra por completo.

Paso 5

Deja que el aceite + aceite de coco en la olla de cocción lenta se cocine durante 3 hs, mezclándolo una vez por hora. Asegúrate de no usar una cuchara de plástico para revolverlo, ya que puede afectar el sabor de la mezcla final.

Paso 6

Retira la tapa de 50 cápsulas y prepáralas para llenarlas.

Paso 7

Coge un tazón de vidrio pequeño o cualquier recipiente pequeño, dobla un trozo de gasa sobre la parte superior y pon una banda elástica para mantenerlo en su lugar.

 

Cannabis capsules: strain the oil

Usa una gasa para colar la mezcla y quitar el material vegetal.

Paso 8

Apaga la olla de cocción lenta y deja que la mezcla se enfríe durante unos 15 min. Una vez que se haya enfriado, coge una cuchara y vierte el contenido encima de la estopilla para colar el material vegetal.

Paso 9

Después de haber colado todo, retira la banda de goma y dobla la gasa para que puedas exprimir todo el aceite absorbido por el material vegetal.

Paso 10

Echa el material vegetal y la gasa de manera segura para que ningún animal lo coma.

Paso 11

Usa la jeringa para aspirar el aceite y llenar las cápsulas. Asegúrate de no llenar demasiado las cápsulas.

 

Cannabis capsules: fill the capsules

Usa la jeringa para llenar las cápsulas y sin desperdiciar el aceite precioso.

Paso 12

Cierra las cápsulas y colócalas en un recipiente, debes mantenerlas refrigeradas hasta que estés listo para consumirlas. Ten en cuenta que estas pueden cambiar de color debido a la solidificación del aceite de coco, pero eso no significa ningún problema.

4. Las ventajas y desventajas de las cápsulas de cannabis

Aparte de ser más fácil de consumir que fumar un porro o tomar un dab, hay varios otros beneficios de las cápsulas que eclipsan completamente los contras, aunque deberías tener en cuenta que hay una desventaja de las cápsulas de cannabis.

Desvantajas

  • Toma tiempo experimentar los efectos

Una desventaja de las cápsulas de cannabis es que es posible que tengas que esperar hasta 2 horas antes de sentir el efecto completo de los cannabinoides. Al igual que las cápsulas comestibles, deben ser absorbidas por el sistema digestivo, por lo que debes tener en cuenta al consumir cannabis de esta manera.

 

Cannabis capsules: pros and cons

Ventajas y desventajas de las cápsulas de cannabis.
 

Ventajas

  • Conveniente

Las cápsulas de cannabis son muy convenientes si necesitas medicarte durante el día porque no necesitas un mechero, un bong, una pipa o incluso papel de fumar. Esto es muy conveniente, especialmente para los padres que necesitan THC o CBD para medicar a sus hijos.

  • Fácil de hacer

Las cápsulas de cannabis son más fáciles de hacer que los comestibles, no solo no tendrás que hornear galletas o brownies para medicarte, sino que no consumirás azúcar, lo cual es un gran beneficio. Además, nadie se los comerá accidentalmente, lo cual es una gran ventaja si tienes niños en casa.

  • Sin daños respiratorios

Debido a la falta de carburación al ingerir pastillas, no inhalarás humo que puede ser un peligro para personas con problemas respiratorios o para quienes fuman mucho. Los fumadores ávidos suelen lidiar con irritaciones respiratorias y otros problemas que se evitarán al consumir cannabis de esta manera.

  • Potencia

Como ya sabrás, al ingerir comestibles, el efecto puede ser mucho más fuerte que al fumar cannabis, y este es el caso de las cápsulas. Además, la hierba ingerida por vía oral puede ser más potente, ya que no está destruyendo los cannabinoides como sucede cuando se vaporiza o carbura.

5. CÁPSULAS DE CANNABIS Y MICRODOSIFICACIÓN

La microdosificación es una práctica que suele asociarse a otras sustancias como el LSD y las setas, pero la microdosificación de cannabis se ha hecho popular en la comunidad cannábica, ya que los consumidores quieren disfrutar del cannabis sin que ello afecte a sus tareas cotidianas o a su productividad en general.

¿QUÉ ES LA MICRODOSIFICACIÓN?

Como su nombre indica, la microdosificación consiste en consumir pequeñas cantidades de una determinada sustancia a lo largo del día, en lugar de una gran dosis de una sola vez, para obtener efectos suaves y sostenidos. Con psicodélicos como el LSD, los consumidores ingerían pequeñas dosis a lo largo del día para potenciar la creatividad, por ejemplo. Con el cannabis, es bastante similar, aunque el objetivo no es sentirse colocado, ¡si te sientes colocado cuando microdosificas no estás microdosificando correctamente! Cuando se microdosifica el cannabis, se busca un efecto casi imperceptible que no afecte a tu trabajo o a tus tareas, pero que te proporcione un ligero efecto relajante que te ayude a lidiar con el estrés y que incluso pueda potenciar la creatividad y mejorar la productividad en algunos casos. La microdosificación también puede ser utilizada por pacientes médicos que no quieren lidiar con los efectos secundarios de consumir altas dosis de THC, ya que consumir THC en grandes dosis puede causar ataques de pánico, por ejemplo, pero en dosis bajas puede tener efectos terapéuticos.

Lo mejor es anotar la cantidad de hierba o producto de hierba que consumes al día, y si compras tus productos de cannabis en un dispensario, anota el porcentaje total de THC, ya que esto te ayudará a encontrar la cantidad adecuada. Pero en el caso de que no puedas hacerlo, un buen punto de partida es de 1 a 2,5 miligramos de THC. Así que empieza con esta dosis durante unos días y aumenta gradualmente 1 miligramo cada par de días, hasta que encuentres el punto óptimo. Sabrás que es la dosis correcta cuando experimentes el efecto.

¿CÓMO EMPEZAR A MICRODOSIFICAR?

Si quieres empezar a microdosificar cannabis, el primer paso es encontrar la dosis adecuada, ya que cada persona es diferente. Para encontrar la cantidad correcta, habrá que experimentar un poco y es un proceso delicado, ya que tendrás que consumir dosis relativamente grandes y bajas hasta que encuentres la medida que necesitas.

Lo mejor es anotar la cantidad de hierba o producto de hierba que consumes al día, y si compras tus productos de cannabis en un dispensario, anota el porcentaje total de THC, ya que esto te ayudará a encontrar la cantidad adecuada. Pero en el caso de que no puedas hacerlo, un buen punto de partida es de 1 a 2,5 miligramos de THC. Así que empieza con esta dosis durante unos días y aumenta gradualmente 1 miligramo cada par de días, hasta que encuentres el punto óptimo. Sabrás que es la dosis correcta cuando experimentes el efecto.

6. En Conclusión

Las cápsulas de cannabis son de gran ayuda, aunque no sea lo mismo que fumar un porro, para algunos pacientes medicinales es el único recurso y puede ser de gran beneficio para aquellos que buscan microdosis de cannabinoides. Si tienes tu propia receta o algunos consejos para hacer cápsulas de cannabis de mejor calidad, por favor ayuda a los compañeros cultivadores, ¡deja un comentario en la sección de comentarios de abajo!

 

Referencias externas

  1. Prescribing medicinal cannabis. Australian Prescriber. - Arnold, Jonathon & Nation, Tamara & McGregor, Iain. (2020).  
  2. Medicinal cannabis. - van den Elsen, Geke & Hout, Florentien & Vries, Marjan & Rikkert, Marcel & Kramers, C & Verkes, Robbert-Jan. (2019).  
18 December 2020