FastBuds seedbank #1 with 10426 diaries and a rating of Growdiaries 8.8/10 on GrowDiaries
Growdiaries 8.8/10 with 10426 diaries on GrowDiaries

Plagas más comunes en las plantas de cannabis

Como todas las plantas el cannabis puede sufrir plagas, pueden tratarse fácilmente o no, depende en que fase esté.
28 September 2022
13 min read
 Plagas más comunes en las plantas de cannabis

Contenido:
  • 1. Plagas en el cannabis
  • 2. áfidos o pulgones
  • 3. Mosquitos de los hongos
  • 4. Minadores
  • 5. Cochinillas
  • 6. Araña roja
  • 7. Trips
  • 8. Moscas blancas
  • 9. Hormigas
  • 10. ácaros anchos
  • 11. Métodos orgánicos de control de plagas para el cannabis
  • 11. a. Mariquitas
  • 11. b. Plaguicidas seguros y ecológicos que pueden utilizarse en el cultivo de cannabis
  • 12. En conclusión

Como ocurre en la naturaleza, existen numerosas plagas que pueden atacar tu planta de cannabis. Estas plagas pueden ser fáciles o imposibles de tratar, dependiendo de la cantidad y gravedad de cada situación. Aquí encontrarás informaciones que pueden ayudarte a lidiar con ellas.

1. Plagas en el cannabis

Los humanos no son los únicos que disfrutan del sabor único del cannabis. Desafortunadamente, muchos de los insectos que también lo disfrutan pueden arruinar tu planta de cannabis con mucha rapidez. La prevención es lo más importante a la hora de afrontar cualquiera de ellos. Si no hemos logrado evitar su ataque, debemos identificarlo, controlarlo y eliminarlo muy rápidamente. Es muy importante tratarlos con mucha rapidez para evitar las consecuencias porque en ocasiones pueden ser irreversibles.

Las siguientes son las plagas que se encuentran con mayor frecuencia en interiores o exteriores. Todos ellos pueden detectarse y tratarse temprano con consecuencias pequeñas o nulas, pero si no se tratan durante mucho tiempo pueden ser mortales para tus plantas de cannabis.

2. Áfidos o pulgones

Los áfidos o pulgones son pequeños insectos blancos y una de las plagas más irritantes que encontrarás. Una gran parte del problema es su pequeño tamaño, ya que es fácil pasarlos por alto.

 

Pulgones en la planta de cannabis.
 

Permanecen en la parte inferior de las hojas, drenando los nutrientes y reproduciéndose muy rápidamente. En interiores, en un ambiente controlado, los pulgones pueden arruinar toda una cosecha muy rápido.

¿Cómo tratar?

La mejor forma es prevenirlos. Verifica regularmente si hay pulgones y si ves incluso un par, quítalos y rocía un insecticida natural como aceite de neem o cualquier otro insecticida orgánico y seguro de usar.

3. Mosquitos de los hongos

Los mosquitos de los hongos parecen hormigas negras con alas. A los adultos les encanta estar alrededor de las plantas de cannabis y las larvas pueden dañar mucho las raíces de tus plantas.

 

Mosquitos del hongo en la planta de cannabis.
 

Comienzan comiendo en la base de la planta y luego comen hasta llegar al sistema de raíces, lo que ralentiza el crecimiento y afecta el drenaje del medio.

¿Cómo tratar?

Lo más importante que debes saber es que los mosquitos de los hongos necesitan suelo húmedo para crecer. La razón más común por la que aparecen es el exceso de agua. Aunque existan muchas formas de deshacerse de ellos, desaparecerán si dejas que la parte superior de la tierra se seque. Pero si ya los tienes, puedes usar tarjetas adhesivas amarillas, aceite de neem o tierra de diatomeas para deshacerse de ellos.

4. Minadores

Los minadores se refieren a las larvas de cualquier insecto (moscas, escarabajos, polillas) que viven dentro de las hojas de cannabis. Atravesarán la parte superior, dañando las células y drenando los nutrientes.

 

Minadores de hojas en la planta de cannabis.
 

Los síntomas suelen ser muy fáciles de reconocer: rastros blancos, marrones o amarillos que recorren la parte superior de las hojas. El minador adulto se asemeja a una mosca doméstica o una hormiga con alas, planta las larvas debajo de las hojas y después de que nacen, excavan en el interior.

¿Cómo tratar?

Los minadores de las hojas son realmente difíciles de tratar y, como viven dentro de las plantas, no se pueden eliminar con insecticidas. La única forma de tratarlos eficazmente es retirar por completo las hojas afectadas. Si no quieres quitar la hoja entera, puedes aplastar la larva con los dedos donde veas los rastros.

5. Cochinillas

Las cochinillas son pequeños bichos blancos que viven en los rincones y los huecos de tu planta de cannabis. Por lo general, si no hay muchos, no será un problema. Puede volverse grave si su población se sale de control.

 

Cochinillas en la planta de cannabis.
  

El síntoma de una población de cochinillas se convierte en un problema cuando comienzan a aparecer bolas blancas en el follaje.

¿Cómo tratar?

Si necesitas deshacerse de ellos, hay formas fáciles de hacerlo. Si tienes una pequeña cantidad de cochinillas, puedes eliminarlas manualmente. Pero si tus plantas están sufriendo una infestación real, puedes usar aceite de neem o jugo de limón mezclado con un poco de agua para deshacerse de ellos.

6. Araña roja

Los ácaros de la araña son pequeños bichos que parecen garrapatas y son el problema más común para los cultivadores de cannabis, se reproducen con extrema rapidez y alcanzan la plena madurez en menos de una semana. Su rápida tasa de reproducción y madurez le hacen extremadamente peligrosos para tus plantas. Estos bichos se alimentan de ellas, consumiendo valiosos nutrientes y clorofila hasta que muera, y pueden arruinar rápidamente toda tu cosecha si no se trata con rapidez.

¿Cómo tratar?

Los ácaros odian el viento y el calor. Lo mejor que puedes hacer es ajustar la temperatura, hacer que el ventilador sople directamente sobre tus plantas y matar todos los ácaros que puedas. Después de eliminar la mayoría de ellos (o tanto como puedas) puedes comenzar a tratar con insecticida para ácaros (preferiblemente orgánico y seguro para humanos y plantas).

7. Trips

Aunque los trips sean insectos muy pequeños, pueden ser un gran problema. Son insectos parecidos a gusanos que tienen patas y pueden tener alas según su edad.

 

Trips en la planta de cannabis.
 

Su principal fuente de alimento es la flor en sí, lo que significa que tu planta no madurará adecuadamente y las heridas abiertas les pueden causar enfermedades graves.

¿Cómo tratar?

Como ocurre con la mayoría de las plagas, la mejor manera de lidiar con los trips es la acción preventiva. Verifica cada dos días para asegurarse de que no haya señales de ellos. Sin embargo, si ya tienen trips, puedes rociar tu planta con una mezcla de agua y aceite de neem para deshacerte de ellos.

8. Moscas blancas

Las moscas blancas son insectos realmente pequeños que tienen la capacidad de volar, por lo que pueden infectar fácilmente las plantas circundantes.

 

Moscas blancas en la planta de cannabis.
 

Viven en el envés de las hojas de cannabis y se alimentan de materia vegetal, por lo que pueden infectar tu planta con enfermedades y dejar heridas abiertas que pueden infectarse con hongos.

¿Cómo tratar?

Al igual que con otras plagas, lo mejor sería evitar tenerlas manteniendo un entorno de cultivo limpio y siempre atento a los insectos. Si tus plantas ya sufren con las moscas blancas, puedes crear una mezcla de agua y ajo para rociarlas. Esto evitará que las moscas blancas se queden ahí. Si esto no funciona, tendrás que usar aerosoles más agresivos como aceite de neem o insecticidas naturales (u orgánicos).

9. Hormigas

En realidad, las hormigas no afectan tu cannabis, pero pueden alimentarse de otras plagas, lo que las convierte en una señal de que algo anda mal. Si ves hormigas en tus plantas, busca otras plagas que puedan estar dañando tu cannabis.

 

Hormigas en la planta de cannabis.
 

Además, las hormigas pueden querer cavar túneles en su medio y esto puede dañar el sistema de raíces y dificultar la buena circulación del agua entre las raíces.

¿Cómo tratar?

Tratar las hormigas puede ser sorprendentemente fácil. Al eliminar las otras plagas que afectan a tu planta, estas desaparecerán naturalmente. Si no es así, rociarlas con aceite de neem u otros insecticidas naturales funcionará.

10. Ácaros anchos

Los ácaros anchos son tan pequeños que son prácticamente imposibles de detectar a simple vista e incluso pueden ser difíciles de ver con un microscopio. Cuando están atacando tus plantas, el nuevo crecimiento puede verse retorcido y parecer "húmedo". Si tu planta es atacada durante la floración, los cogollos pueden volverse marrones y morir.

La principal forma de detectarlos es por el daño que dejan porque los ácaros son demasiado pequeños para que sean vistos. Sus síntomas pueden confundirse con riego excesivo, deficiencia de nutrientes o daño por calor.

¿Cómo tratar?

Para combatir los ácaros anchos, la mejor forma es tirar toda la planta. Si deseas tratarlos, puedes aplicar aceite de neem cada dos días durante 5 o más semanas hasta que desaparezcan. Incluso aplicando insecticidas en gran medida, estos insectos son realmente difíciles de matar, y aun así, la mejor manera es deshacerse de las plantas afectadas.

11. MÉTODOS ORGÁNICOS DE CONTROL DE PLAGAS PARA EL CANNABIS

Hay un montón de maneras de evitar que se produzca una infestación de plagas, y formas de tratarla si caes presa de una de bichos voladores o rastreros. Las opciones ecológicas son deseables, ya que son menos duras para las plantas y tienen menos efectos secundarios persistentes que pueden afectar a la calidad y el rendimiento de la cosecha que los productos no ecológicos.

La calidad del suelo (o de cualquier otro medio de producción utilizado actualmente en los cultivos de cannabis) influye directamente en la susceptibilidad o resistencia de la planta a las enfermedades y plagas. Por lo tanto, si creas un entorno lo más sano posible, contribuirás en gran medida a evitar cualquier problema en el futuro y a potenciar la inmunidad natural de las plantas.

Y luego están las enmiendas, los aditivos y los insectos beneficiosos.  Todos ellos pueden ayudarte a prevenir y tratar cualquier problema de plagas que puedas encontrar en tu proceso de cultivo.

Ten en cuenta que, si te enfrentas a una infestación, debes hacer todo lo posible para eliminar los bichos antes de utilizar pesticidas. Simplemente trasladando el cultivo al exterior y rociándolo con una manguera, reducirás drásticamente su número. También debes eliminar las hojas o los brotes que presenten un número elevado de infestaciones.

Insectos beneficiosos  

Aunque acabamos de enumerar todos los bichos que quieres mantener bien lejos de tus preciosas damas, hay algunos insectos que pueden tener un impacto muy positivo. No solo ayudan a la calidad del suelo, sino que también proporcionan una forma segura, natural y totalmente libre de productos químicos de mantener alejados a los bichos no deseados, ¡comiendo a los pequeños bastardos!

Cuando se trata de elegir los bichos adecuados para introducir en tu jardín, la lista es larga.

NOTA ADICIONAL: Obviamente, si eres un cultivador de exterior, liberar cualquier insecto beneficioso puede ser una pérdida de tiempo y dinero, ya que lo más probable es que desaparezca en un día o dos. Cuando introduzcas cualquier insecto en tu jardín de interior, lo mejor es guardarlo en la nevera unas horas antes, soltarlo cuando las luces estén apagadas, mojar primero las plantas y añadirlo cerca de una fuente de alimento, por ejemplo, los insectos que quieres que coman.

MARIQUITAS

La Hippodamia convergens, también conocida como mariquita común, es uno de los bichos más queridos de todo el mundo de los insectos. Pero, en realidad, son bestias feroces a las que nada les gusta más que engullir la mayoría de las plagas que los cultivadores nos esforzamos por mantener a raya. Se alimentan de ácaros, cochinillas, moscas blancas, pulgones, trips y hormigas (entre otros).

Así que, si estás luchando contra plagas de cuerpo blando, considera la posibilidad de ir a tu proveedor local de jardinería y coger una caja llena de mariquitas para soltarlas en tu jardín.

CRISOPAS VERDES

Las crisopas verdes ofrecen muchos de los mismos beneficios que las mariquitas, pero son muy prácticas, ya que suelen venderse en forma de larvas y pueden enviarse fácilmente a la puerta de tu casa. Ten en cuenta que a las hormigas les encanta comer larvas de crisopa, así que no las añadas a un jardín en el que haya hormigas, o muy cerca del nivel del suelo en general. 

MANTIS RELIGIOSA

Orius insidiosus, también conocida como mantis religiosa común. De nuevo, ofrecen muchos de los mismos beneficios que las dos anteriores, pero con una marcada ventaja. Una vez que se han comido todas las plagas externas o se han ocupado de ellas, escarbarán en los cogollos para encontrar cualquier cosa oculta. Claro que esto puede causar algún daño leve a las propias flores, pero ¿qué prefieres? ¿Capullos infestados o ligeramente dañados? Nosotros sabemos cuáles elegiríamos.

NEMATODOS 

Los nematodos son un grupo de gusanos parásitos tan pequeños que necesitas un microscopio o, al menos, una lupa de joyero para verlos (por suerte, la mayoría de nosotros tenemos uno de estos por ahí, ¿verdad?). Hay muchas especies, y como algunas pueden ser bastante destructivas para un cultivo de cannabis, es importante elegir la correcta. Una de las especies más beneficiosas para los cultivadores de cannabis es la Steinernema feltiae

Matan a los huéspedes no deseados infectando al insecto anfitrión y poniendo sus huevos en el interior, que luego eclosionan. Las larvas se comen literalmente a los huéspedes de dentro a fuera, y son uno de los insectos beneficiosos más eficaces de nuestra lista. 

Los nematodos se venden normalmente en forma de huevos en copos inoculados que pueden añadirse a tu medio de cultivo en cualquier momento. También pueden almacenarse en el congelador hasta que estés preparado para utilizarlos.

Otros insectos que te pueden interesar son las lombrices de tierra, los hypoaspis miles, los escarabajos rove, los bichos insidiosos de las flores y los delphastus catalinae.

PLAGUICIDAS SEGUROS Y ECOLÓGICOS QUE PUEDEN UTILIZARSE EN EL CULTIVO DE CANNABIS

ACEITE DE NEEM

El aceite de neem es uno de los plaguicidas orgánicos más utilizados para todo tipo de cultivos, incluido el cannabis. No sólo ayuda a prevenir y tratar las infestaciones de insectos, sino que también combate los problemas de moho y hongos. Procede del fruto del árbol del Neem, que crece en el subcontinente indio y en la isla de Sri Lanka. Una de las mejores cosas del aceite de neem es que la mayoría de los insectos beneficiosos que queremos en nuestro jardín no se ven afectados por su aplicación, y aunque tiene un nivel de toxicidad muy bajo, es totalmente seguro para los humanos y otros animales (siempre que no te lo bebas). El aceite de neem se utiliza mejor como pulverización foliar, pero nunca lo utilices directamente porque será demasiado potente. Mezcla

  • 500 ml de agua (el agua del grifo está bien)
  • Una cucharadita de aceite de neem (5 ml)
  • 3 ó 4 gotas de jabón insecticida
  • Una botella pulverizadora de mano (puedes encontrarla en cualquier tienda de jardinería)

Se puede utilizar desde la segunda semana de crecimiento hasta la última semana antes de la cosecha. Puedes rociar toda la planta (durante la fase de crecimiento vegetativo), y asegúrate de prestar más atención al envés de las hojas, ya que es donde viven y ponen sus huevos muchos de los insectos no deseados. Durante la fase de crecimiento de la floración, asegúrate de no rociar los lugares de los cogollos, ya que esto puede afectar a la calidad general del producto final. No es inseguro fumar cogollos que hayan tenido aceite de neem, pero el sabor se verá afectado.

JABÓN INSECTICIDA

Los jabones insecticidas son un producto totalmente orgánico derivado de aceites vegetales y que contiene las sales potásicas de los ácidos grasos. Se trata de un plaguicida de contacto, lo que significa que no funcionan realmente como herramienta preventiva, y pierden potencia rápidamente al secarse. Funcionan de la siguiente manera:

  • Derritiendo la capa protectora y cerosa que cubre a muchos de los insectos que intentamos eliminar de nuestro cultivo. Esto provoca un aumento de los niveles de deshidratación en los insectos.
  • Daña y penetra en las propias membranas celulares, lo que provoca la muerte de las células.
  • La mayoría de los insectos respiran a través de los poros que cubren todo su cuerpo. Los jabones insecticidas bloquean estos poros.
  • Esto hace que la plaga que intentas combatir muera a los pocos minutos de entrar en contacto con el jabón. Suelen venir en botellas con pulverizador y pueden aplicarse directamente a toda la planta.

Ten en cuenta que esto matará a todos los insectos, incluso a los que queremos mantener en nuestro jardín.

ESPINOSAD

Puede que el espinosad no sea tan eficaz como algunos de los pesticidas más fuertes y no orgánicos, pero eso también significa que su uso en los cultivos de cannabis tiene algunas ventajas notables. Elaborados a partir de la bacteria del suelo Actinomycete Saccharopolyspora Spinosa, estos productos son, de nuevo, un pesticida eficaz por contacto, y eliminarán eficazmente las infestaciones en unas 3 horas tras su aplicación. Los productos de espinosad tienen una vida media efectiva de unas 24 horas, así que asegúrate de mezclar sólo lo suficiente para un día, pues el resto se desperdiciará. La mayoría de los envases llevan impresa una guía de proporción de la mezcla, pero una regla general es 4 cucharadas (60 ml) por cada galón de agua (4,5 litros).

 

Acuérdate de que las plantas deben estar bien rociadas, pero no empapadas.

 

Algunos cultivadores (especialmente los de exterior) deciden no utilizar productos con spinosad, ya que se sabe que afectan negativamente a las poblaciones de abejas. Si decides utilizar spinosad en los cultivos de exterior, sólo debes rociar el cultivo por la noche, ya que las abejas son mucho menos activas cuando cae el sol. Estas son las tres opciones principales que utilizan actualmente los cultivadores, pero hay otras opciones disponibles. 

  • Los aceites hortícolas son una versión refinada y concentrada de los propios aceites de defensa naturales de las plantas
  • El spray "BT" para orugas contiene una bacteria que se dirige específicamente a las larvas de oruga e impide que las orugas adultas ingieran el material vegetal
  • La tierra de diatomeas son los restos fosilizados de conchas que son extremadamente afilados a nivel microscópico. Es totalmente inofensiva para las personas y los animales, y puede utilizarse como herramienta preventiva eficaz. Basta con esparcirlo alrededor de la base de la planta, y en cualquier punto de energía hacia el cuarto de cultivo o la tienda. A los insectos que entren en contacto con él se les desgarrará el exoesqueleto, lo que les causará deshidratación y finalmente la muerte.
  • Una mezcla de alcohol para fricciones y agua puede funcionar como un potente y poderoso pesticida. Mezcla 9 partes de agua con una parte de alcohol de quemar y rocía tus plantas generosamente. Esta mezcla se evaporará en pocos minutos, y puede emplearse hasta el último día antes de la cosecha.

11. En conclusión

Cuando se habla de plagas e insectos, el tamaño no tiene nada que ver con el daño que pueden causar. Cuando se trata de cualquiera de ellos, la prevención es la mejor manera de hacerlo, revisa tus plantas a diario y trata de combatir las plagas lo antes posible. Dejarlas en tus plantas por tan solo 5 días puede marcar la diferencia entre poder recuperarlas y su muerte. Recomendamos usar siempre pesticidas naturales y/u orgánicos para que no las afecte tanto.

 

 

28 September 2022